x

Pulquerías en Xochimilco que debes conocer

Pulque nuestro que estás en los cueros, que tumbas a prietos y güeros,

santificado sea tu juguito delicioso,

vénganos veinte litros diarios a cada mexicano,

hágase un tinacal en la tierra y otro más grande en el cielo,

amén.

Anónimo.

Si vas a Xochimilco conocerás lugares, tradiciones y costumbres de los pueblos originarios de la multifacética Ciudad de México.

Un paseo por las trajineras de Cuemanco, el mercado de flores y comida o una visita al Templo de San Bernardino de Siena, que data del siglo XVI, te harán conocer parte de su patrimonio histórico y cultural.

Las pulquerías son también muestra de los establecimientos que aún existen en barrios antiguos de esta delegación y que están abiertos para que locales y visitantes consuman esta bebida.

Estas son tres pulcatas en “el lugar de la sementera florida”:

El Templo de Diana

Con aserrín en el piso, baño sin puerta, departamento de mujeres y músicos callejeros, este lugar es un imperdible. El pulque se vende en su forma natural o como “licuados”, con sabores diversos.

Puedes pedir una canción a alguno de los grupos o músicos solitarios que llegan a tocar o ponerle algunas monedas a la rockola para seleccionar alguna melodía que acompañe el momento (el repertorio musical va desde los Tigres del Norte, pasando por Amanda Miguel, hasta llegar a Guti Cárdenas).

La botana del lugar que destaca se llama “patas a la huicha”, que se preparan con patitas de pollo, vinagre, salsa inglesa, limón y laurel. También hay una señora que vende cacahuates enchilados y otras botanas si lo anterior no es de tu agrado. Tampoco falta quien se lleve un guisado y un kilo de tortillas para hacerse un buen “taco placero”.

¿Dónde?

Francisco I. Madero y 5 de Mayo, cerca del Centro de Xochimilco.

Sin música no hay fiesta (ya sea en vivo o en la rockola) y en la pulcata lo saben Foto: Mariana Castillo

La Botijona

Es un lugar modesto y céntrico, que se localiza entre mercados, farmacias y puestos ambulantes de música pirata donde se ofrecen curados de diferentes sabores como guayaba, coco y apio.

Hay botanas deliciosas como el caldo de camarón, acompañado de bolillo. Si no te gusta el pulque, puedes pedir una cerveza. Hay una rockola y una televisión, para acompañar las pláticas con los amigos o la soledad.

¿Dónde?

Morelos 109, casi esquina con Cuauhtémoc, colonia Barrio de San Pedro.

Pulques variados en La Botijona Foto: Mariana Castillo

¿Me recomiendas algunas más?

Agradecemos a Juan Gómez de Recorridos Culturales su apoyo para la realización de este artículo.

También puede interesarte:

4ta. Feria del Pulque en la colonia Buenavista de la Ciudad de México

Bienvenida, primavera: un día en las chinampas, tesoros verdes de la Ciudad de México

Parque Ecológico de Xochimilco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *