x

7 cuentos navideños algo diferentes

Como mencionaba al hablar de los más clásicos cuentos navideños para leer en la víspera de Navidad o durante el día mismo en familia, ha habido muchos escritores que le han dedicado letras a esta temporada y que con tonos más amables o más amargos, han dibujado escenas navideñas para todos gustos.

En esta segunda selección de 7 cuentos navideños diferentes, quise reunir  historias tristes, de terror, de ciencia ficción, hechas para el cine, del hemisferio sur y mexicanas, en las que se advierte una visión menos leal al modo de Dickens, ya que no en todos ocurre un “despertar” del personaje hacia el bien o la iluminación, aunque en algunos sí que ocurren milagros.

Lo más interesante quizá, es que aparece la Navidad en muy diversos escenarios, algunos que tal vez no habías imaginado.

7 cuentos navideños diferentes

El árbol de Navidad de Cristo – Fiódor Dostoievski (Rusia, 1821-1881)

Contemporáneo de Dickens, pero con una visión más trágica. Aquí, este maestro de la literatura rusa pinta una de las pocas escenas fantásticas de su obra (siempre tan realista) sin conceder el final feliz. Quizá de los primeros en referirse a la época del amor y la amistad con algo más de cinismo y desconfianza.

Cuento de Navidad – Ray Bradbury (EU, 1920-2012)

Un cuento de Navidad casi clásico, pero ocurrido durante un viaje a Marte. ¿Será así la Navidad del futuro? Es interesante pensar que ni todo el paso de los años ni el avance de las tecnologías apagarán los deseos más básicos del ser humano y su capacidad de sorprenderse con lo más bello.

La Guerra de los regalos (Saga de Ender) – Orson Scott Card (EU, 1951-?)

Otro de ciencia ficción que vale completamente su lectura, se trata de un episodio secundario en el mundo de la Saga de Ender (la cual, por cierto, es toda ella recomendable por el mucho contenido filosófico, político y humano con el que se enriquece y que se dejó de lado en la película del Juego de Ender, por aquello de que “es para niños”). Este relato interroga a la Navidad y a su espíritu, a Santa Claus, a las religiones, a la fe; es una reflexión, una opinión, un buen intento de exponer la doble cara y el doble filo de ciertas convicciones.

Cuento de Navidad de Auggie Wren – Paul Auster (EU, 1947-?)

¿Y cuando no tienes un cuento de Navidad y necesitas uno? Auster juega desde su escepticismo pero juega bien. Propone una simple anécdota, que con el guiño final obtiene el ingrediente extra para dar el mensaje de la temporada. Una escena literaria con estilo cinematográfico (como toda la obra del escritor) que además llevó al cine en su faceta de director, como parte de su película Smoke.

El método de respiración – Stephen King (EU, 1947-?)

Sí, también hay cuentos navideños de terror (muchísimos) y en mi opinión éste está muy bien pensado. ¿Por qué? Intentaré explicarme sin echarte a perder la trama. No solo tiene suspenso, sino que el suspenso es doble: hay un relato principal y uno que es contado por uno de los personajes en el segundo acto de la narración, y si bien en los dos niveles se maneja el misterio de forma efectiva, en el segundo, además, el cuento de terror y el navideño son uno solo y culminan en la misma escena espectacular. “Lo importante es el cuento, no quien lo cuenta” dice sobre la chimenea del club, y frente a ese fuego, es que McCarron dibuja con palabras el instante espeluznante, que de alguna forma ocurre nada más y nada menos que gracias al amor; y por ese amor, claro, se puede ver ahí, el milagro navideño.

Y te digo más – Roberto Fontanarrosa (Argentina, 1944-2007)

Este sinceramente no es de mis favoritos, pero quería mencionar algo del hemisferio sur. Este cuento es una crítica satírica a la imposición de la mercadotecnia de tradiciones lejanas a la realidad de algunas latitudes y el absurdo que aparece cuando ves a Santa Claus en pleno verano argentino, derritiéndose de calor mientras reparte dulces a los niños vestido de felpa invernal. Tal vez debería desabrigarse un poco para visitar esa parte del mundo ¿no? y sí, es común que allá en el sur, lo dibujen en bermudas y usando lentes de sol.

Quince cuentos navideños – Severino Salazar (México, 1947-2005)

Y quince cuentos más pero estos mexicanos, de la región centronorte del país, escritos por este maestro zacatecano que dedicó además de estos escritos algo de tiempo al cuento navideño escribiendo su ensayo “El cuento de Navidad” donde hace un análisis de la estructura y características de éste. Son relatos ambientados en época navideña, en Zacatecas, llenos de costumbres y refranes  que nos dejan reflexionar sobre asuntos como la fiesta, la religiosidad y sus contrapartes.

Si te gustó el tema o quieres escribir, lee: Cómo escribir un cuento de Navidad 

Y si no lo has hecho, te invito a leer 5 cuentos clásicos de Navidad para complementar esta lista.

Busca los cuentos en tu librería más cercana, encuéntrala en el buscador de Sección Amarilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *