x

Absenta, beberse el hada verde

absenta

Esta bebida alcohólica también es conocida como ajenjo y se caracteriza por su color verde que proviene de la mezcla herbácea de su componente principal, la artemisa, con otras plantas como hinojo, anís, tomillo, angélica, cilantro y enebro.

La absenta era la predilecta de los llamados poetas malditos en Francia como Paul Verlaine, Stéphane Mallarmé, Charles Baudelaire, ‎Arthur Rimbaud y Antonin Artaud que tuvieron su época más prolífica a finales del siglo XIX e inicios del XX.

También otros escritores como Oscar Wilde y Edgar Allan Poe eran asiduos a visitar a la fée verte de manera habitual y pintores e ilustradores como Pablo Picasso, Vincent Van Gogh y Henri de Toulouse Lautrec también sucumbían ante sus encantos.

Además, no sólo se hizo famoso en Europa, sino en México entre el círculo de escritores y artistas modernistas y decadentistas, como Bernardo Couto, y Julio Ruelas, etcétera.

Una de las razones por las cuales la absenta se ha convertido en una leyenda son sus propiedades alucinógenas y es que, en épocas antiguas, ésta bebida contenía de 70 a  80 por ciento de alcohol, lo cual para ser sinceros, haría alucinar a cualquiera después de dos copas.

Historia del absynth

Si bien tuvo su auge a finales del siglo XIX los orígenes del ajenjo se remontan a los antiguos egipcios que usaban esta bebida con fines medicinales en el año 1550 A.C. y la elaboran con artemisia, básicamente.

Los griegos también elaboraban un elixir con esta misma planta llamado absinthites oinos, que se presume es el antecesor de la absenta como la conocemos hoy en día. Incluso, Hipócrates la recomendaba para mantener una buena salud.

Pero la primera absenta moderna fue elaborada por un doctor suizo llamado Pierre Ordinaire en 1792 y cinco años después una destilería comenzó a producir el producto para usos medicinales.

Es un hecho histórico que a los soldados franceses que luchaban en Algeria en 1840 se les administraba absenta para evitar la malaria pues la planta, base del menjurje, es antiséptico.

Posteriormente a éste hecho médico -que se asemeja al de la historia de la ginebra y de algunos cocteles como el Gin Tonic o el Sazerac, por cierto- el poder del brebaje se hizo popular hasta llegar a los bares y cafés de la pujante burguesía francesa de aquella época.

Absenta en la actualidad

Philippe Zaige, mixólogo de Maison Artemisia afirma que esta bebida es muy famosa en Europa actualmente, pues hay un interés en las épocas de prohibición del alcohol y la nostalgia por lo antiguo en los bares.

Me contó que los toques de absenta son un puente de conexión para hacer cocteles por sus características organolépticas herbales y anisadas que cumplen una función similar a los bitters.

“En Mexico la gente está receptiva al sabor del anís y les gustan especias como el cardamomo y la canela. Al final, se entiende porque se acepta rápido”, agregó.

Para tomarla con todo y su parafernalia te recomendamos ir a Maison Artemisia (Tonalá 23, colonia Roma) en el que te transportarás a un ambiente sofisticado para beber alguna de las diferentes etiquetas de ajenjo que ahí sirven.

Fuentes: history.com, The Book of Absinthe: A Cultural History de Phil Bake y Hideous Absinthe: A History of the Devil in a Bottle de Jad Adams en Google Books. 
Agradecemos a Maison Artemisia su apoyo para este texto.
Resumen

Periodista especializada en viajes y comida, con 10 años de experiencia. Fanática del mezcal, la música y las artesanías. En este blog encontrarás algunas de mis travesías y más de las cocinas de México y el mundo. Me encantará que conozcas las personas que hacen cada experiencia única y esos lugares imperdibles, a través de historias, fotografías y videos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *