x

Acoso laboral o mobbing ¿qué es y cómo enfrentarlo?

El acoso laboral o mobbing es una práctica que tiene más incidencia de la que pensamos. Según un estudio de la Facultad de Psicología de la UNAM, “entre 15 y 20% de los empleados en México ha vivido acoso laboral, mientras que alrededor del 60% ha sido testigo del mismo”. Y, aunque es parte de nuestro día a día, muchas veces dudamos en tomar cartas en el asunto debido a que nos da pena el juicio de las personas, tenemos miedo de perder nuestro empleo o no sabemos qué debemos hacer.

Así que, para esclarecer un poco más qué es el acoso laboral o mobbing, me puse en contacto con la especialista en Recursos Humanos en Selex, María de los Ángeles Huesca y la abogada independiente, Minerva Galindo y esto es lo que debes saber sobre el tema.

¿Qué es el acoso laboral o mobbing?

“El acoso laboral o mobbing es un conjunto de conductas negativas o de agresión hacia uno o varios empleados. Puede ser por parte de un superior o de un colega. Estas acciones pueden o no incluir maltrato físico o verbal y no está limitado al acoso de tipo sexual”, asegura Ángeles.

Se le conoce como mobbing debido a que es el término en inglés empleado para este tipo de conductas; sin embargo, también puede ser ubicado como bullying laboral y puede impactar de manera importante en la salud y bienestar emocional de la víctima.

“Cuando una persona sufre acoso laboral o mobbing, difícilmente expresa su sentir a las personas adecuadas como sus superiores o contratantes, debido a que en muchos casos, son los mismos jefes quienes ejercen este tipo de conducta”, continúa Ángeles.

Acoso laboral o mobbing

¿Cómo saber si yo o alguien más sufre acoso laboral o mobbing?

El acoso laboral o mobbing puede ser directo o de manera “discreta y pasiva” y, aunque podría resultar difícil discernir si es acoso o no, el solo hecho de pensar en que eres víctima ya es un signo de alerta.

“Existen diversas formas de acoso laboral o mobbing, desde las clásicas hasta las consideradas modernas”, me cuenta la especialista Huesca.

  • Amenazas verbales o físicas
  • Crear o difundir rumores falsos.
  • Burlarse de la víctima tanto en público como en privado.
  • Burlas o humillaciones en público o en privado.
  • Retirarle tareas y dejar a la víctima sin hacer nada
  • Sufre provocaciones que le obligan a reaccionar de manera temperamental, evidenciándole.
  • Pedir tareas que de antemano se sabe que no son su trabajo o no podrá cumplir.
  • Dañar cosas materiales o perjudicar su trabajo.
  • Se exageran sus errores y se minimizan sus logros.

“Es importante que si sufres una o varias de estas formas de acoso, acudas con la persona correspondiente para comenzar a poner límites, hablar con las partes involucradas y tomar las represalias correspondientes”, comenta Ángeles.

Acoso laboral o mobbing

¿Qué hacer si sufro acoso laboral o mobbing?

“Este proceso no es tan complicado como parece, si pese a acudir a tus superiores o al área de recursos humanos no logras un cambio de actitud, lo que debes hacer es recabar pruebas, pueden ser mensajes de texto, historial de llamadas o testigos para presentarlos en el Ministerio Público”, me cuenta la abogada Minerva.

Muchas veces se tiende a evitar el paso legal; sin embargo, es necesario, no solo por ti, sino porque puede haber otras personas afectadas por el o la misma agresora, sin contar los futuros empleados que pudieran sufrir lo mismo que tú.

“De acuerdo con el artículo 11 de la constitución, la violencia laboral se define como la negativa ilegal a contratar a la víctima o a respetar su permanencia o condiciones generales de trabajo; la descalificación del trabajo realizado, las amenazas, la intimidación, las humillaciones, la explotación y todo tipo de discriminación por condición de género.” Comenta Minerva.

Aunado a este artículo, el número 10 también califica como violencia laboral “el abuso de poder que daña la autoestima, salud, integridad, libertad y seguridad de la víctima”.

Acoso laboral o mobbing

Como ves, el acoso laboral o mobbing es cosa seria y puede ocasionar a quien la ejerce una multa, una orden de restricción o incluso la cárcel, dependiendo del proceso legal y la gravedad de los actos.

Ahora que lo sabes, es tu responsabilidad poner un alto a la situación o, si conoces a alguien, brindarle el apoyo necesario. Parar el acoso laboral o mobbing es responsabilidad de todos.

También podría interesarte…

Ambiente laboral tóxico ¿cómo detectarlo y qué hacer?

¿Cómo hacer un currículum ganador?

Relaciones amorosas en el trabajo, ¿puedo, debo, está permitido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *