x

Adicción a las redes sociales ¿qué señales debemos identificar?

Facundo Manes es un neurólogo y neurocientífico argentino que ha estudiado la adicción a las redes sociales. Esto es parte de lo que se cuestionó y que compartió durante el congreso de la Asociación Psicoanalítica Mexicana de 2018.

“Es habitual, hoy, trabajar en la computadora mientras miramos televisión o escuchamos música. Estamos pendientes de las redes sociales, los mensajes de texto, correos electrónicos o alertas de noticia en el celular. ¿Hasta qué punto nuestro cerebro está capacitado para sostener las tareas múltiples que las nuevas tecnologías promueven?”, se preguntó el especialista.

¿Una nueva forma de comunicarse o adicción a las redes sociales?

Internet revolucionó la forma de conectarnos con el mundo. Ya lo decía Marshall McLuhan en su libro Guerra y paz en la aldea global: La llamada “aldea global” facilitó la transformación económica, política y social, así como el intercambio de información en todo el mundo.

Sin embargo para Manes esta incorporación no solo ha tenido impactos económicos, sino también a nivel psicológico. “Las nuevas generaciones han estado inmersas en el uso de dichas tecnologías desde su proceso de socialización primario y en su temprana construcción de relaciones con sus pares”, lo que ha incidido en su desarrollo mental.

Implicaciones negativas de la adicción a las redes sociales

El neurocientífico explica que el cerebro es un sistema de procesamiento de información; un dispositivo con capacidades limitadas, sobre todo en la de procesar una cantidad de información por unidad de tiempo en el presente.

Además, señala que hay dos aspectos principales que se ven afectados:

  • Atención: Cuando tenemos varias fuentes de información contactándonos, la eficiencia en una, decae en la otra. Eso significa que si estamos frente al televisor consultando nuestro teléfono, invariablemente perderemos atención en uno de los dispositivos. Por ende, no podremos asimilar la información ni de uno, ni de otro.
  • Memoria de trabajo: Se trata del espacio mental en el que retenemos la información hasta saber qué hacer con ella. Esta memoria tiene una capacidad finita en los seres humanos. Por lo que al realizar diversas actividades al mismo tiempo puede empezar a producir errores en la ejecución.

Un ejemplo de lo que puede pasar es ir consultando el teléfono mientras manejamos. Si estamos en ambos intentando poner atención, se puede tener un error y causar un accidente.

“Parte importante de este exceso de atención a nuestros gadgets recae en la adicción a redes sociales”, precisa Manes.

¿Qué otras implicaciones tenemos?

El mayor problema que identifica Manes es en el aspecto social. “Quienes usan Facebook y Twitter para coleccionar amigos virtuales reportan alcanzar mayor satisfacción que quienes solo las usan para mantenerse en contacto online con sus amigos de la vida real”, indica el investigador. Por lo que una de las mayores consecuencias es preferir este tipo de “contacto virtual” frente al “real”.

¿Cómo darnos cuenta de que tenemos un problema?

El especialista indica que son tres los factores que hacen evidente esta condición:

  • Preferir las redes sociales. Un claro ejemplo de padecer una adicción a las redes sociales tiene que ver con que prefieras estar interactuando en estas plataformas y evitar hacerlo de otra forma.
  • Haber tenido algún incidente por su causa. Si has tenido algún accidente de auto, has retrasado una entrega del trabajo o has preferido interactuar por este medio y has tenido problemas con tus seres queridos, claramente se trata de una alerta. Lo ideal es que al identificar el problema empieces a buscar una solución.
  • Sufres de ansiedad o depresión por ellas. Si publicas un contenido y no tienes likes, o tienes una mala recepción y esto te afecta emocionalmente. Si te has sentido mal por una publicación, entonces hay señales de peligro.

No te estreses, hay solución

Lo ideal para enfrentar esta adicción es empezar a alejar el foco del problema. Restringir su uso e incluso suprimirlo es un primer paso. Sin embargo, si la situación persiste lo ideal es acudir con un especialista. Acá puedes consultar una lista.

Tal vez te interese:

Trastorno por videojuegos es  un problema mental

Así es como el brain hacking provoca tu adicción al celular

Evita el tecnoestrés, tu cuerpo y mente lo agradecerán

Estudié letras hispánicas porque todo se puede escribir de mejor forma. La tecnología, los negocios y el estilo de vida han sido mi fuente de inspiración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *