x

Agricultura familiar, no al hambre y sí a la soberanía alimentaria

Como te contamos en enero, la Organización de las Naciones Unidas nombró a este 2014 como año de la Agricultura Familiar y aquí te comparto más información al respecto.

Hay más de cinco millones de cultivos familiares en el mundo y es el modelo de agricultura predominante a nivel global, de acuerdo datos de este organismo, que además agrega que en estos espacios se produce alrededor de 80 por ciento de la comida en el mundo.

La iniciativa del nombramiento de un año dedicado a esta actividad tiene como fin promover los cultivos familiares, además de incentivar mejores políticas ambientales y políticas en las agendas de los países.

¿Qué se ha hablado sobre el tema?

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) considera crucial promover el sector como forma de producción para combatir el hambre y la pobreza y beneficiar a los sistemas alimentarios y ha celebrado seis diálogos regionales en Asia, Europa, Latinoamérica y el Caribe, África del Este y el Norte, Norteamérica y África Subsahariana para debatir sobre las problemáticas de cada región. Descarga el pdf (en inglés) para revisarlo a detalle.

Se lee en este documento sobre la necesidad de reformas agrarias, la igualdad de género, la necesidad de integrar a las nuevas generaciones en la agricultura, los apoyos económicos y financiamientos, entre otros tópicos, y agregaron que al terminar 2014 se ha sugerido crear el Día Anual del Agricultor y la Década Internacional de la Agricultura Familiar.

En este texto general se menciona a México y someramente al Plan Nacional del Desarrollo del Gobierno Federal. Sin embargo, hay temas prioritarios para nuestra realidad alimentaria como la conservación de los maíces criollos, monocultivo vs. policultivo (la milpa como paradigma), el debate sobre los transgénicos, así como la integración de huertos urbanos y escolares que den educación alimentaria y ecológica en las grandes ciudades y en programas de educación básica gratuita.

En este video podrás conocer algunas historias de personas de países distintos que hablan de la importancia de cultivar el alimento en sus vidas:

México y su variedad

En nuestro país tenemos ejemplos similares en todos los estados: nuestros campesinos, nuestra tierra y nuestro alimento es algo valioso. La naturaleza es sabia y nos da a sus hijos lo que necesitamos comer. ¿Qué sería de nuestra gastronomía sin el maíz, el chile, los quelites, el aguacate, el jitomate, el frijol y tantos otros manjares?

Opino que la libertad también se gana por el estómago, como explicó Sidney Mintz en Sabor a comida, sabor a libertad. Considero que ese ejercicio no es precisamente una satanización sobre lo extranjero sino una valoración de la diferencia cultural que nos hace únicos; el rechazo de una imposición alimentaria que esté marcada por intereses y poderes que sólo benefician a unos cuantos es un acto democrático.

Fuentes: fao.org, Diplomado Cocinas y Cultura de la ENAH y CONABIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *