x

Alimentación infantil en México: algunas reflexiones ante la pandemia

Alimentación infantil en México: algunas reflexiones ante la pandemia

Reuní algunas reflexiones y puntos de vista alrededor de la alimentación infantil en México: ¿qué panorama enfrentan los niños en la actualidad y por qué es importante, de cara al futuro, hablar de estos temas en medio de una pandemia mundial?

Este es un tema importante y urgente por resolver: el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, advirtió que la obesidad infantil en México es una emergencia de salud pública que requiere cambios inmediatos.

El organismo añade que un tercio de los niños y adolescentes mexicanos tienen sobrepeso u obesidad, lo cual sucede por varias razones: falta de acceso a alimentos frescos y saludables, publicidad dirigida a este sector que no es regulada y la alta exposición a alimentos ultraprocesados en hogares, escuelas y otros centros de consumo, lo que genera ambientes pocos saludables y obesogénicos.

Alimentación infantil en México: algunas reflexiones ante la pandemia

Alimentación infantil en México: algunas reflexiones ante la pandemia

El futuro de la alimentación infantil en México

En el panel “El futuro de la alimentación infantil” organizado por el laboratorio de políticas públicas Ethos en conjunto con la coalición Contrapeso, Ana Laura Montes de Oca de la UNAM, Mauro Brero de la UNICEF y Otilia Perichart del Instituto Nacional de Perinatología conversaron sobre las problemáticas relacionadas con la mala alimentación infantil y qué se debe tomar en cuenta para lograr soluciones.

Mauro considera vital regular el marketing y la publicidad dirigidos a los infantes. En el informe en conjunto con Lancet titulado “¿Qué futuro les espera a los niños del mundo?” se apunta que en México alrededor de un 80% de los niños entre 1 y 4 años consumen con frecuencia bebidas endulzadas, un 64% come con frecuencia dulces, postres y botanas y casi el 50%, cereales dulces. “Son los mayores consumidores de chatarra y bebidas desde la edad preescolar”, enfatiza. También llama a ver el enfoque ambiental que va de la mano con la comida saludable.

Otilia es contundente: “la alimentación se debe cuidar desde el embarazo y la lactancia materna debe ser exclusiva. Los mil primeros días de vida, desde la concepción hasta los dos años, son un periodo crítico y de alta oportunidad para formar hábitos alimenticios e incluso para los procesos metabólicos y la regulación del apetito y la saciedad”.

Alimentación infantil en México: algunas reflexiones ante la pandemia

Alimentación infantil en México: algunas reflexiones ante la pandemia

Modelos de crianza y ambientes saludables

Perichart opina que los modelos de crianza son inapropiados y se debe capacitar tanto a los padres como a los cuidadores, además de que el Estado debe garantizar políticas que integren salud, nutrición y agricultura. Si lo primero que un niño consume son azúcares añadidas, puede desarrollar enfermedades crónicas como diabetes y obesidad con más facilidad.

Las dietas mejoran cambiando los ambientes, afirma, y el aumento de la disponibilidad y el  acceso a alimentos frescos con alta densidad nutrimental sería necesario. Invita a que se apliquen campañas de mercadotecnia social con mensajes que sean claros para todos y que estén enfocados en las familias, pues esto no es un tema individual ni se previene con contenido dirigido a los niños. Deben involucrarse en esta difusión y solución: las escuelas, el sistema de salud preventivo y cada hogar, para que el estilo de vida no propicie estas enfermedades.

Alimentación infantil en México: algunas reflexiones ante la pandemia

Laura dice que vivimos absorbidos por un sistema económico capitalista en el que la acumulación de ganancias de las industrias, busca convencer al público de que adquieran más y más productos; por ende, deberían existir lineamientos éticos para prohibir o regular la venta de alimentos no saludables en las escuelas. “No debe ser normal que los niños tengan malos hábitos alimenticios; por ello debe promoverse cada vez más el consumo de productos sanos”, apunta.

Otilia expresa que si bien el presente no es prometedor, la pandemia da la oportunidad de que la emergencia nos lleve a buscar acciones claras y coordinadas; que logremos regresar a lo básico: alimentos locales, frescos y propios de nuestra cocina tradicional, así como hablar de la calidad de lo que consumimos como parte de un ciclo sustentable. Se necesita acabar con la creencia social de que los niños pueden comer productos como los que se ven en los menús infantiles, que son altos en azúcares, grasas y sales. Lo ideal sería involucrarlos en la dieta familiar y reflexionar junto con ellos qué tan buena es esta y por qué. 

Alimentación infantil en México: algunas reflexiones ante la pandemia

Alimentación infantil en México: algunas reflexiones ante la pandemia

Cambios graduales para la alimentación infantil en México: “ley antichatarra” en Oaxaca

Los tres expertos están de acuerdo en que se necesitan profesionales capacitados para guiar una mejor alimentación, tales como nutriólogos y líderes en temas de salud. También concuerdan en que hay que nombrar a los problemas por su nombre para poder atacarlos. Consideran que decirle a los refrescos “veneno embotellado” es solo una de las tantas formas de llamarlos, pues están comprobadas las consecuencias que trae su alto consumo como los procesos inflamatorios  que te expliqué en nuestra nota al respecto.

Cabe destacar que la 64 legislatura de Oaxaca aprobó hace unos días la “ley antichatarra”, con la que quedará prohibida la venta de bebidas azucaradas y alimentos con alto contenido calórico a menores de edad, con 31 votos a favor y uno en contra. El dictamen agrega el artículo 20 Bis de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de esta entidad para eliminar la malnutrición en la entidad y establece sanciones administrativas a quienes infrinjan esas disposiciones.

Es la primera vez que se logra que refrescos, jugos, papas fritas, pan empaquetado, entre otros, comiencen a ser regulados en la búsqueda de una mejor alimentación y otros estados como Colima, Ciudad de México, Guanajuato, Tabasco y Tamaulipas ya expresaron su intención de presentar iniciativas similares (lo que se suma al nuevo etiquetado). La medida fue reconocida por la Organización de las Naciones Unidas, académicos y activistas, pero vetada por miembros de cámaras e industrias, lo que genera polémica. El diálogo continuará.

Nuestras recomendaciones

En este blog nos interesa brindarte soluciones para que acabemos con los mitos alrededor del tema alimentario: la cocina de cada región ofrece ingredientes y preparaciones que llevan varias generaciones nutriéndonos y que pueden ser saludable, ricas, sencillas de preparar y económicas.

La tortilla de buena calidad no engorda, los tamales son un platillo que durante milenios nos ha dado energía y nutrición (te platico más de ellos en este especial) y la extensa alacena local debe seguir disponible.

Hace unos meses te compartí estos consejos para comer saludable con niños y en nuestra sección de recetas, encontrarás diferentes opciones con ingredientes mexicanos:

Consejos para comer saludable con niños

Si quieres ver el panel completo dale play a este video:

Foto principal: Fernando Gómez Carbajal. 

También puede interesarte

El amaranto en platillos tradicionales es nutritivo y fomenta el tejido social

La alimentación en América Latina: políticas públicas y malnutrición

Seguridad alimentaria y nutrición 2020: puntos clave del informe de la FAO

Maíz en México: checa el nuevo sitio web que difunde información sobre este grano

¿Qué más te interesa saber sobre alimentación infantil en México?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *