x

Ambiente laboral tóxico ¿cómo detectarlo y qué hacer?

Estar en un ambiente laboral tóxico, sin duda, puede resultar bastante molesto e incluso reducir nuestro desempeño, ocasionando problemas dentro y fuera del trabajo. Así que, si piensas que estás dentro de un ambiente laboral tóxico y no sabes qué hacer, aquí te voy a contar un poco más, para que pongas un alto a tiempo.

Consulté a la especialista en recursos humanos en Selex, Ángeles Vázquez y esto es lo que debes tener en cuenta al hablar de ambiente laboral tóxico.

¿Qué es el ambiente laboral tóxico?

De acuerdo con Ángeles, “el ambiente laboral es el entorno donde se desarrolla el trabajo e influye en la productividad de los empleados”.

Así que, cuando algo falla y el trabajador o los trabajadores sienten alguna incomodidad o inconformidad con los procesos, la estructura, la organización o el trato entre compañeros y superiores, podemos hablar de ambiente laboral tóxico.

¿Cómo detectar el ambiente laboral tóxico?

“Muchas personas piensan que el ambiente laboral tóxico se reduce a un mal trato de los compañeros o no estar de acuerdo con las órdenes o tareas que se deben ejecutar; sin embargo, hay que tomar otros puntos en cuenta”, asegura Ángeles.

Para que quede más claro, estos son los motivos más frecuentes que convierten el trabajo en un lugar al que no quieres ir ningún día de la semana:

Liderazgo negativo

“Está relacionado con el trato del jefe hacia el empleado y puede incluir falta de reconocimiento, exceso de trabajo y hostigamiento”, comenta Ángeles, quien además enfatiza sobre la necesidad de un jefe que proporcione soluciones y apoyo.

ambiente laboral toxico

Sobrecarga de trabajo

Muchas veces, el trabajador no se da abasto con la cantidad de trabajo solicitada o debe hacer las tareas de otros y se ve obligado a trabajar horas extra o reducir su tiempo de comida, causando estrés y cansancio. Esto, a la larga, mermará su salud y reducirá su eficiencia.

Mobbing o acoso laboral

En cuanto a esto, Ángeles me comenta que “l acoso laboral, también conocido como mobbing o bullying suele incluir maltrato físico, verbal o incluso sexual y afecta directamente la salud emocional del trabajador.”

Falta de crecimiento

“Este es un gran problema debido a que el trabajador no siente la motivación de ir a trabajar y dar su máximo esfuerzo, ya que está consciente de que no importa su esfuerzo, no se verá remunerado económicamente ni con un nuevo puesto”, asegura Ángeles.

Falta de comunicación y trabajo en equipo

Si cada integrante del equipo trabaja sin considerar al otro y el jefe no mantiene una comunicación abierta y constante, puede ocasionar roces entre compañeros o incluso que el trabajo no sea entregado adecuadamente.

ambiente laboral toxico

Horarios laborales irreales

Ángeles me comenta que este es un gran problema, debido que además de la jornada laboral, hay que tener en cuenta el recorrido diario para llegar. “Si debe quedarse a trabajar más tiempo del que se le indicó en la contratación, el desgaste emocional y físico será mayor.”

¿Qué hacer ante un ambiente laboral tóxico?

“Lo primero que debes hacer es ubicar la o las causas que originan este ambiente laboral tóxico para analizar si es posible ejecutar algún cambio. Así, con propuestas en mano y no solo quejas, puedes acercarte con la persona responsable y contarle tus inquietudes”, comenta Ángeles.

Si pese a hacer propuestas y mostrar un cambio de actitud, las personas superiores o de recursos humanos no pueden dar solución al problema, lo más sano para ti es emprender la búsqueda de otro trabajo, de lo contrario, puede impactar de manera importante en tu bienestar emocional.

“Los cambios siempre son buenos y nos ayudan a crecer, así que siempre es una buena idea, además de que plantearnos uno nuevo favorece nuestro desarrollo personal y laboral”, finaliza Ángeles.

Tú, ¿te sientes en un ambiente laboral tóxico?

También podría interesarte…

¿Cómo hacer un currículum ganador?

Relaciones amorosas en el trabajo, ¿puedo, debo, está permitido?

Tips para una entrevista de trabajo

 

Casi licenciada en Letras Clásicas, amante del café, la literatura, la escritura y la música. Distraída. Futbolista de domingos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *