x

Analiza quiénes son tus clientes

Es sabido que cada producto va dirigido a cierto sector de clientes. Hay productos para los diferentes rangos de edad, para los distintos estilos de vida, para diversos niveles de poder adquisitivo, etcétera. ¿Sabes a qué grupo de la población está dirigido tu producto? Averigua quiénes son tus clientes, ¿ya los tienes identificados?

Tener esto definido te ayudará a crear una estrategia de marketing con mejores resultados. Recuerda que una buena comunicación con tu posible comprador radica en qué tanto lo conozcas. ¿Por qué? Porque de quiénes son tus clientes dependerá cómo les presentes los productos, qué lenguaje utilices para atraerlos, qué tipo de publicación les soltarás en una red social, vaya, incluso cómo será el diseño de tu tienda en línea, tu logo, el empaque y cada elemento que juegue en tu plan.

Las personas somos todas diferentes

Pero compartimos características que permiten organizarnos en grupos, ya sea porque pertenecemos a la misma generación y tenemos  referentes culturales de determinada época; porque habitamos cierta zona del país en la que vivimos los mismos problemas y soluciones; porque nacimos hombres o mujeres; o porque tomamos decisiones de vida como adoptar una mascota, empezar a correr, ser padres, comprar un instrumento musical que nos hicieron parte o nos acercaron automáticamente a un grupo social específico: amantes de los animales, corredores, padres de familia, músicos.

A esos grupos apuntaremos. Entre más conozcamos al grupo, más podremos acercarnos y no topar con pared diciendo algo inapropiado. Entre más claro tengamos quiénes son, más fácil nos será encontrar las palabras exactas para convencerlos de que necesitan lo que nosotros vendemos.

Lo ideal es realizar un estudio de mercado contratando a un experto, pero si no tienes oportunidad también puedes hacer un análisis de tu producto valiéndote de herramientas para identificar información sobre nuestros clientes y sus intereses, y tu sentido común, para definir un perfil con el cual trabajar.

Lee Definiendo quién es nuestro cliente (un ejemplo) y aplícalo a tu estrategia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *