x

Artesanías en la cocina mexicana, una relación intrínseca

¿Artesanías en la cocina mexicana?

Comer un mole negro que fue preparado en cazuela o beber un chocolate de agua en una jícara evoca ese placer nostálgico por la cocina de las abuelas y la comida tradicional. ¿A poco no los frijoles saben más ricos cocinados en la olla de barro?

Los metates, los molcajetes, las cucharas de madera, las cazuelas de cobre o barro, las jícaras mezcaleras y chocolateras, las tazas y platos de peltre y más son parte del ritual alimentario en México y es innegable la importancia de estos artefactos; aún hoy, en la modernidad rampante repleta de plástico y unicel.

Platiqué con Luis Scott del proyecto artesanal Artefacto acerca de lo que él y su equipo han visto sobre la relación de las artesanías en la cocina mexicana y los objetos que ellos distribuyen.

1. ¿Qué tipo de artesanías tienen relacionadas con alimentación?

¡Muchas! Jarras, tazas, comales, ollas, platos, jícaras, cestos, porta huevos, pichanchas, que son usadas en las comunidades para limpiar el nixtamal, entre otras piezas.

2. ¿Qué relación han observado entre estos objetos y el ritual completo de comer en México?

La relación de la alimentación con la artesanía es muy íntima y antiquísima. La cestería, por ejemplo, fue y es usada para la recolección de frutas y semillas. Los objetos de barro se empezaron a hacer para poder preparar, lavar, cocinar y servir los alimentos. Muchos objetos nacen de éste ritual y continúan evolucionando constantemente.

3. ¿Ustedes creen que cambia el sabor al tomar un café en una taza de barro?

Sí, cambia mucho. No sólo el sabor también el sentir y el aroma de la comida. Es parte muy importante de la sazón mexicana.

4. ¿Hay alguna anécdota relacionada con los artesanos y la comida?

Muchas veces cuando platicamos con amigos y colaboradores, nos preguntan mucho usando el pronombre posesivo “sus”, buscamos romper ese “vicio” de expresión, comentando que los artesanos no nos pertenecen y tampoco nos apropiamos de ellos.

Son amigos y gente trabajadora que se merece reconocimiento individual. Este “conflicto” nos surgió cuando leímos que una compañera escribió “mis artesanos”.

El estilo de vida del artesano está muy ligado a la vida de campo y la agricultura. Hemos probado muy buena comida, fresca y natural y de primera mano. Eso hace toda la diferencia.

Siempre te ofrecerán un taco con la mejor de las intenciones. No hay nada como unas frescas tortillas hechas a mano y guisos típicos de cada región.

Hemos tenido muchas experiencias al compartir mesa con artesanos, además de poder observar como emplean sus propias artesanías en la cocina.

5. ¿Considerarían que el trabajo artesanal está relacionado con el de la gastronomía en México? Si es afirmativa su respuesta díganme porqué. 

Sí, consideramos que la relación es muy estrecha. De inicio porque los utensilios de cocina, al ser artesanías, pueden definir los platillos (por ejemplo café de olla, mole de olla, tortillas de comal).

No imaginamos comida mexicana sin un objeto artesanal que la acompañe o la albergue: existen las duplas salsa-molcajete, tortillas-metate/comal/chiquihuite o tenate, chocolate-molinillo, café- olla/jarro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *