x

Ayuno intermitente, una forma diferente de comer para cuidar tu salud

El ayuno intermitente es un protocolo de alimentación que distribuye la ingesta de calorías en un horario determinado.

A diferencia de lo que se cree, no es una dieta sino un hábito que se debe llevar a cabo de manera constante para que los beneficios se reflejen tanto en el interior como en el exterior de nuestro cuerpo.

Para traerte más información de este tema, entrevistamos a María San José Villagrán, nutrióloga y académica de la Global Open University (GOU), quien nos explicó cómo funciona el ayuno intermitente y a qué personas se les recomienda realizarlo.

¿En qué consiste el ayuno intermitente?

De acuerdo con María San José, el ayuno intermitente es un patrón de alimentación horario en el que se distribuyen los alimentos que se van a ingerir durante el día en cierto número de horas, para consumir una cantidad específica de calorías.

Lo anterior quiere decir que durante las 24 horas del día surgen dos ventanas: la del ayuno y la de la alimentación:

  • Durante el ayuno se pueden tomar líquidos como café, infusiones, tés, agua simple o combinada con sal, limón o naranja, así como caldo de verduras, pollo o carne.
  • En la ventana de alimentación se consume cualquier comida, siempre y cuando no sobrepase el número de calorías destinadas para cada día.

La cantidad de calorías a consumir debe establecerla el especialista en nutrición, luego de haber realizado pruebas y estudios médicos al paciente, que se adaptan a su historia clínica, estilo de vida y necesidades específicas.

Ayuno intermitente, una forma diferente de comer para cuidar tu salud

Dependiendo de la cantidad de calorías que debe consumir, la persona podrá elegir el tipo de ayuno intermitente que más le convenga, siendo los siguientes tres, los más comunes:

Días alternos o ayuno 5:2

María comenta que, durante el ayuno intermitente 5:2 o de días alternos, la persona elige los días de la semana en los que va a consumir calorías sólidas y en los que solo va a tomar líquidos.

Se le dice ayuno 5:2 porque por cinco días la persona puede comer con regularidad, mientras que durante los dos restantes debe guardar ayuno, tomando bebidas únicamente.

Días con consumo variado de calorías

Otro tipo de ayuno intermitente es aquel en el que unos días, la persona consume menos calorías de las que necesita y otros las que quiera, aunque sobrepasen la cantidad recomendada diaria.

La intención de este ayuno es hacer un equilibrio de calorías al final de la semana, siendo flexible y satisfaciendo al organismo con la comida que le apetezca.

Ayuno intermitente 16:8

Este tipo de ayuno promueve que se ingieran todas las comidas del día en un periodo de seis u ocho horas, mientras que se lleven a cabo 16 de ayuno.

Por lo general, durante el ayuno intermitente 16:8 se aprovechan las horas de descanso para extender el tiempo en el que no se consume ningún alimento y hacer únicamente un par de comidas a lo largo del día.

¿Cuáles son los beneficios de realizar ayuno intermitente?

Se piensa que el ayuno intermitente está relacionado únicamente con la pérdida de peso, sin embargo, tiene muchos más beneficios en la salud que no se notan a simple vista, pero que son mucho más importantes:

Mejora la sensibilidad a la insulina

El ayuno intermitente está indicado para el tratamiento de personas con diabetes porque evita picos de insulina tras la ingesta de alimento.

Ayuda a mantener constantes sus niveles de azúcar, es decir, evita episodios de glucemia sin tomar medicamentos o realizar cualquier otro tratamiento.

Disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares

Es beneficioso para las personas con alteraciones cardiacas debido a que una dieta pobre en grasa, consumida a ciertas horas del día, ayuda a limpiar las arterias y evitar obstrucciones que terminen en padecimientos como infartos o apoplejías.

Controla la hipertensión arterial

El ayuno intermitente ayuda a disminuir la secreción de adrenalina, la sal en las comidas, el volumen circulatorio, los lípidos sanguíneos, el tono de los vasos periféricos y la tensión emocional, que pueden dar origen a niveles altos en el bombeo de la sangre.

Mejora los niveles lipídicos en la sangre

Cuando la cantidad de grasa en la sangre es muy alta, se deposita en las paredes de los vasos sanguíneos y limita la irrigación sanguínea. Esto aumenta la posibilidad de que el paciente sufra un derrame cerebral o un infarto.

El ayuno intermitente enseña al cuerpo a tomar la grasa que tiene de reserva, para que los niveles sean saludables.

Previene enfermedades neurodegenerativas

El ayuno intermitente puede proteger el envejecimiento neuronal. Estudios realizados en ratas encontraron que los niveles de una proteína con efecto protector de las neuronas, eran dos veces más altos en aquellas que habían reducido su ingesta calórica.

Desarrolla la flexibilidad metabólica

Aumenta la capacidad del cuerpo para consumir de sus propias reservas sin necesidad de comer más alimentos. Es una buena manera de acceder a las reservas de grasa sin pasar hambre y, por tanto, eliminar kilos de más.

¿Quiénes se pueden beneficiar del ayuno intermitente?

De acuerdo con la académica de la GOU, se recomienda que las personas con hipertensión, diabetes, sobrepeso u obesidad intenten realizar el ayuno intermitente, siempre y cuando se asesoren de un nutriólogo y les sea una práctica placentera a la que se puedan adherir sin sufrimiento.

Por otro lado, María indica que lo mejor es que los niños y adolescentes no realicen el ayuno intermitente porque su demanda calórica es mucho más alta que la de un adulto y limitar sus horas de consumo podría perjudicar su crecimiento.

Lo mismo sucede con los ancianos, pero de manera opuesta, es decir, como cada vez comen menos, si se les limita el número de horas para comer, el ayuno intermitente afectaría su salud global.

Recuerda que cualquier tipo de régimen alimenticio debe estar monitoreado por un especialista en nutrición y que el objetivo principal es estar saludables, dejando en segundo plano la estética o la pérdida de peso.

Estudios médicos asociados

Es importante que antes que decidas empezar cualquier regimén alimenticio vayas con algún profesional de la salud para que sepas el estado general de tu organismo.

Existen exámenes de laboratorio que debes realizarte cada seis meses o cada año para conocer cómo te encuentras, a fin de que cada decisión tome en cuenta de manera individual tu historia clínica.

Si buscas una opción confiable, esta es la que te sugerimos para que así cuides tu salud oportunamente: la prevención es clave para una mejor calidad de vida. Consulta con tu doctor o doctora si tienes alguna duda más sobre lo que aquí te contamos.

Fuentes:

Te podría interesar:

¿Te animas a llevar a cabo el ayuno intermitente?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *