x

Baud: cómo emprender hacia el futuro de las tecnologías emergentes

De acuerdo con las perspectivas de distintos programas de innovación, el 2020 podría ser un año en el que muchas de las tecnologías emergentes lleguen a un punto de pleno desarrollo.

Junto con innovaciones como el Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) o la red 5G, se pronostica un futuro en el que estas y otras tecnologías emergentes impulsen un nuevo panorama económico, político y social, pero ¿estamos preparados para esta transformación?

En México existen emprendedores que buscan hacer de la tecnología una herramienta que rompa brechas y empodere a la sociedad hacia una adaptación temprana de los cambios que se suscitarán.

Baud: empoderando a la sociedad con tecnologías emergentes

Pedro Porras Luraschi es uno de los fundadores de Baud, una firma mexicana dedicada a desarrollar experiencias con tecnologías emergentes empoderando a las personas para los desafíos del futuro.

Como te contamos anteriormente, Baud es la empresa encargada de desarrollar a Bucky X, un robot mexicano para niños que busca acercarlos a las bases de la programación y la robótica a través de la filosofía maker y tecnologías emergentes como IoT.

Para Pedro, la idea de desarrollar este emprendimiento se gestó desde una etapa temprana en su vida. Según nos cuenta, aunque desde niño era aficionado a los juguetes armables, en realidad, todo comenzó en la prepa, cuando fundó su equipo de robótica junto con su entonces maestro y ahora socio.

Baud: cómo emprender hacia el futuro de las tecnologías emergentes

Equipo de robótica Panteras. Foto: Baud.

“Empezamos un equipo de robótica que competía en los FIRST Tech Challenge, participamos en diferentes categorías y nos fue bien, ganamos premios mundiales […] Fue una experiencia de éxitos y fracasos, de crecimiento en muchos sentidos”, nos platica Luraschi.

Esta experiencia fue el primer acercamiento que tendría el fundador de Baud a temas de educación sobre tecnología, siendo un espacio en el que participaría como alumno y, tiempo después, como maestro. Pedro está por cumplir nueve años dando clases.

De hecho, todos los socios de Baud han enseñado a diferentes niveles, desde educación primaria hasta posgrado.

El poder de la educación en tecnologías emergentes

“En Baud estamos muy seguros de que la educación está en una crisis que todavía nadie ve. Creemos que la digitalización en muy poco tiempo va a transformar la forma en la que se enseña”.

Porras Luraschi nos platica que una de las iniciativas para desarrollar tecnología para niños parte de que es en esta etapa en la que este tipo de aprendizajes puede tener un mayor impacto en su vida.

Bucky X: el robot mexicano que prepara a los niños para el futuro

Puente hecho con Bucky y K’Nex. Foto: Baud.

La educación  resultó ser el medio más eficaz para crear ese impacto. Lo que derivó en un incentivo para conjugar su experiencia docente y los concursos de robótica.

Y es que Baud comenzó desarrollando experiencias enfocadas en agencias de marketing y artistas siempre bajo la visión de empoderar a la comunidad tecnológicamente hacia un cambio social en la economía y la cultura.

“Antes yo veía esas dos partes de mi vida separadas, la esfera de la docencia, yo como maestro, y la otra parte, yo como emprendedor o empresa de tecnología que hace otras experiencias”.

Aunque en un principio se tuvieron que dar esas dos cosas por separado, Pedro nos comparte que ahora es muy obvio que la vocación de Baud es generar más experiencias enfocadas en la educación, como lo han hecho con Bucky.

La experiencia de Baud para desarrollar un emprendimiento de tecnología

Esta firma mexicana de tecnología comenzó en 2014 y, como con muchos de los emprendedores, el camino para poder despegar no ha sido del todo fácil. Sin embargo, se han valido de sus experiencias para poder hacer crecer el proyecto.

De acuerdo con Pedro, han aprendido de cada uno de los productos que han desarrollado trabajando con empresas chicas y con empresas trasnacionales.

El equipo de Baud se ha instruido sobre la marcha en aspectos de presentar proyectos, cotizar, hasta coordinar un plan multidisciplinario e implementarlo.

“Esos años de experiencia nos permitieron comprender todo ese aprendizaje y tenemos muy claro que el fracaso es parte del proceso de desarrollo”.

El fundador de Baud nos cuenta que si la empresa hubiera comenzado con Bucky como su primer proyecto, hubiera sido muy frustrante, ya que no había un camino recorrido.

Además, Pedro menciona que, a diferencia de productos que son para clientes, un proyecto completamente tuyo puede llegar a crear cierta incertidumbre.

Baud: cómo emprender hacia el futuro de las tecnologías emergentes

“Al emprender debes de estar dispuesto a enfrentarte a diversas dificultades” Foto: Baud.

“Desarrollar proyectos que son financiados por un cliente, con una idea ya establecida de lo que necesita, es un espacio más seguro de aprendizaje […] Este crecimiento ayudó mucho para enfrentar los retos de Bucky desde otra óptica”, nos expone el emprendedor.

Baud se explorará la posibilidad de utilizar otras tecnologías emergentes como inteligencia artificial o Blockchain para desplegar otros proyectos.

El papel del emprendedor tecnológico y el valor de tu idea

Pedro nos cuenta que tenemos una imagen errónea de los emprendedores que se dedican a la tecnología. En ocasiones, pensamos que todos son unos rockstar, muy al estilo de personalidades como Mark Zuckerberg o Steve Jobs. Para poder llegar a esos niveles hay un camino recorrido y no todo sucede tan rápido.

“Al emprender debes de estar dispuesto a enfrentar diversas dificultades. Es importante encontrar un equilibrio en el que escuches a los usuarios, pero no caigas en lugares comunes”.

¿Cuánto vale tu idea sobre tecnologías emergentes para emprender?

Para las personas que quieren emprender en temas de tecnología emergentes, el fundador de Baud menciona que existe un patrón muy común: a veces no investigamos del todo y puede que nuestra idea ya exista.

De igual forma, muchas veces los que quieren emprender piensan que la idea lo es todo y es lo contrario.

“Hay mucho celo cuando empiezas a emprender y muchas veces piensas que la idea es lo valioso […] no quieres contarle a nadie porque piensas que te la van a robar. Pero lo más importante es cómo la ejecutas. Incluso hay un factor de suerte”.

Baud: cómo emprender hacia el futuro de las tecnologías emergentes

“Esos años de experiencia nos permitieron comprender todo ese aprendizaje y tenemos muy claro que el fracaso es parte del proceso de desarrollo”. Foto: Baud.

Pedro nos platica que, al enfrentarte a todos los retos que conlleva emprender, es normal cuestionarte si deseas seguir con tu proyecto.

Es un pensamiento que siempre está presente no porque tengas dudas o porque quieras soltar tu emprendimiento. Para el fundador de Baud es un sentimiento que te mantiene aterrizado y nos comparte el símil con escalar:

“Escalar siempre es una actividad riesgosa, si te concentras en el riesgo es probable que te caigas, pero si no tienes conciencia de esto, también puedes confiarte y caer. Es sano ser positivo, pero también darse cuenta de las implicaciones de emprender”.

Agradecemos a Pedro Porras Luraschi y al equipo de Baud por su apoyo para esta nota.

Tal vez te pueda interesar:

Bucky X: el robot mexicano que prepara a los niños para el futuro

Epic Queen: inspirando la participación de niñas y mujeres en la ciencia

5 proyectos de ciencia y tecnología en México que quizá no conocías

5 pasos para convertirte en un gamer profesional

Cuéntame: ¿te gustaría emprender utilizando tecnologías emergentes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *