x

Las bellezas escondidas en el Orquideario de Chapultepec

Inspirado en el que estaba dentro del primer Jardín Botánico de la UNAM de 1923, el Orquideario de Chapultepec surgió en 2006 para evitar las lagunas mentales en los chilangos, esas que tienen que ver con la ecología y la botánica. El lugar es un pequeño oasis en la ciudad que puede servir de refugio a cualquiera que llegue al Jardín Botánico de Chapultepec, donde está situado. Si te escapas un día del trabajo o de la escuela, debes saber que aquí te sentirás como en casa (una como sacada de Cuernavaca). ¿Y cómo no?, con sus pequeñas piscinas con azulejos de colores verde, azul y blanco, sus vitrales con la representación de Quetzalcóatl, y su fuente al centro…

Además de brindarte un descanso de los contratiempos de la vida ajetreada, este espacio te lleva a saber más sobre la gran colección de orquídeas y bromelias custodiadas en el Bosque de Chapultepec. Muchas de ellas se encuentran en alguna categoría de riesgo, me dice Amaury Hernández Ibarra, encargado del lugar.

¿Quieres conocer más sobre este pequeño oasis y, ya aprovechando, saber por qué es tan importante?

El Orquideario de Chapultepec, para que los ojos vean y el corazón sienta

En este Orquideario se engloban alrededor de 70 especies. “El 50% de ellas son mexicanas como la Epidendrum radicans, mejor llamada como la ‘Flor de fuego’. Se tiene también otro tipo de vegetación como las palmeras que son las Cycas, el árbol de la canela, el nanche, la Canna indica o bardana, y otro tipo de cactáceas que son muy comunes en México como la Epiphyllum. También consideramos el paragüitas, el alcatraz, entre otras”, cuenta Amaury.

“El Orquideario es un espacio que busca crear conciencia en la gente sobre las plantas en peligro de extinción. Que sepan que muchas de estas plantas son extraídas de su ambiente natural sin un conocimiento. Y para tener orquídeas en casa, es importante saber de dónde provienen y cuáles son sus cuidados”, señala este joven de 22 años que estudió la carrera de Biología en la UAM Xochimilco, y quien, por cierto, durante su servicio social en el Orquideario de Chapultepec se encariñó con este tipo de plantas. Fue así como se interesó más en aprender todo sobre ellas. ¿Ya ven como sí es cierto eso de: “ojos que no ven, corazón que no siente”?

Orquideario de Chapultepec

Foto: Claudia Aguilar

5 especies del Orquideario de Chapultepec

En un pequeño recorrido por el Orquideario de Chapultepec, Amaury nos presentó unas cuantas especies que forman parte del lugar. ¿Quieres conocerlas?

1. Oncidium sphacelatum

Es una especie de orquídea epifita originaria de América y es muy común en México. También es llamada “Flor de mayo”. Puede vivir tanto en tronco como en una roca. Esta especie se le conoce por tener varas florales muy altas y una floración también bastante grande. Sus pseudobulbos (donde se da el crecimiento de las hojas) son muy grandes y su flor es pequeña y amarilla.

By Miss Drake (1803-1857) , G. Barclay sc. [Public domain], via Wikimedia Commons

2. Paphiopedilum

Una de las especies más representativas del Orquideario es esta. Es única porque es un híbrido natural, quiere decir que dos especies se cruzaron, se polinizaron y dieron esta como resultado. Proviene de Asia, y es rosa totalmente. A la flor se le conoce como “zapatilla de dama”, pues simula una zapatilla, pero a la vez, una planta carnívora.

3. Epidendrum radicans

Mejor conocida como la “Flor de fuego”, esta especie es endémica, es decir, es 100% mexicana y se encuentra en peligro de riesgo. Esta es una flor exótica, debido al color de sus pétalos de un tono rojo; es pequeña y sale en tumulto. Se distribuye en Puebla, Veracruz, Oaxaca, Tabasco y Chiapas, México; Centroamérica hasta Panamá.

See page for author [CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0) or Public domain], via Wikimedia Commons

4. Encyclia microbulbon

Tal como lo dice su nombre científico, sus pseudobulbos son muy pequeños. Florece entre enero y abril, saca por montones la vara floral y es aromática. Se encuentra en las tierras tropicales de Centroamérica, y en el Caribe.

5. Encyclia adenocaula

Se caracteriza por sus pétalos color rosa y por su aroma. Los pseudobulbos son llenitos y la raíz es blanca. Es una orquídea de tamaño pequeño a mediano que prefiere el clima fresco al cálido. Florece en el verano, llega a medir hasta 90 cm de largo, y da muchas flores fragantes de larga duración. Esta especie se encuentra, principalmente, en Durango, Sinaloa, Jalisco, Michoacán, Guerrero y en el estado de México.

By Miss Drake (1803-1857) del. , G. Barclay sc. [Public domain], via Wikimedia Commons

Cuidados básicos de estas plantas (según el encargado del Orquideario de Chapultepec)

Ya lo decía Amaury, si quieres tener en casa o donde sea una orquídea, primero debes considerar ciertos aspectos. Él nos dio los básicos para cuidar una de estas plantas.

  • Primero tienes que saber qué tipo de especie tienes para así considerar mejor sus cuidados. La razón es que la orquídea, según su crecimiento, se divide en: epifita, crece sobre alguna corteza o copa de un árbol; litófita, crecen sobre las rocas; y terrestres. Una vez que identificas a qué tipo pertenece, sabrás si debe estar en una maceta o sacarlas de ahí montarlas en un tronco.
  • El riego no es diario. Es suficiente que se haga dos a tres veces a la semana. Las raíces de las orquídeas suelen retener mucha humedad. Demasiado riego puede ahogarlas o de plano pudrir la raíz. De preferencia, se riega en la mañana, ya que la evaporación dura todo el día.
  • Toleran cualquier tipo de temperatura. Las orquídeas pueden sobrevivir en lugares donde hace mucho calor, así como en lugares más fríos.
  • Ten en cuenta dónde deben permanecer. No necesitan de un sustrato, solo de un tronco (de pino, cedro, ahuehuete) o una piedra para tener la raíz fija y para que crezca bien.
  • Checa los pseudobulbos que es la parte de las orquídeas. Cuando se empiezan a tornar cafés o negros significa que nuestra planta se está pudriendo o secando, es decir, está a punto de morir la orquídea. Si esto sucede hay que recurrir a los nutrientes, aminoácidos y otro tipo de fertilizante orgánico. Esto la puede ayudar a recuperar su crecimiento.

Por último, Amaury nos dice: “los invito a que visiten el Orquideario de Chapultepec para que conozcan más de la variedad de especies. Hay una gama impresionante de orquídeas, con decirles que hay 28,000 especies en todo el mundo y de estas en México tenemos 1,300. Recomiendo que vengan, conozcan su hábitat, su crecimiento, su importancia ecológica y, sobre todo, cómo cuidarlas”.

También te puede interesar:

Y tú, ¿cuándo visitarás el Orquideario de Chapultepec?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *