x

Beneficios del chocolate para los sentidos

¿Por qué es tan recomendable la chocolaterapia? Las semillas de cacao  tienen  más de 800 moléculas con  propiedades hidratantes, tonificantes, regeneradoras y revitalizantes por lo que nos traen los siguientes beneficios:

Es antioxidante

 Contiene antioxidantes,  específicamente vitamina E, componente que protege a la piel del daño que pueden ocasionar los radicales libres. Cuando decimos radicales libres nos referimos a los factores externos, por ejemplo, la exposición al sol que provoca el envejecimiento temprano.

Humecta y nutre

El aceite de la semilla del cacao o aceite de Theobroma, es uno de los mejores humectantes naturales que hay, sobre todo cuando se aplica mediante un masaje, pues penetra varias capas dérmicas brindando suavidad y brillo en la zona tratada.

Mejora la circulación

 Mediante un masaje, también mejora la circulación del cuerpo gracias a sus flavonoles haciendo la piel más lisa y tersa. Por consecuencia es una opción para combatir y prevenir la celulitis.

Desinflama

 Ayuda mucho a la desinflamación de la piel, se recomienda cuando la dermis presenta alguna irritación o inflamación. Un ejemplo claro son los casos de acné.

Felicidad para tu cerebro

 Lo mismo que cuando comemos, cuando se está  empleando el cacao en un masaje, éste entra a través de la piel al torrente sanguíneo y a través de la sangre se generan endorfinas y serotoninas que son las encargadas de darnos paz y plenitud. En pocas palabras de hacernos sentir plenos y felices.

¿Qué hay del olfato?

Los aromas del chocolate nos proporcionan alivio para el cansancio y la debilidad en general. En la aromaterapia se usa para mejorar el ánimo, ya que sus aceites nos trasladan al confort y al bienestar, estimulando la producción de endorfinas. En pocas palabras su aroma tiene propiedades energizantes  que estimulan el buen humor.

No todos los chocolates aportan los mismos beneficios

 Tipos de chocolate hay muchos, pero hay que tener bien claro que no todos son buenos para la belleza de la piel. El único que conviene en este tipo de casos  es el negro o amargo. Es decir el que tiene más de 70% cacao. Un chocolate con mucha leche y azúcar no es opción en estos casos.

Los spas eligen chocolate 90% cacao para realizar sus tratamientos con la finalidad de que sus clientes obtengan la mayor cantidad de beneficios posible, ya que las propiedades que benefician a la piel derivan directamente de los componentes de la semilla del cacao.

Gracias a Pilar del Ángel por la información proporcionada para este artículo. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *