x

Beneficios psicológicos de viajar

Muchos dicen que viajar es de jóvenes, de ricos, de aventureros o de parejas; sin embargo, los beneficios psicológicos de viajar son tantos que sin importar edad, sexo o estado civil, todos deberíamos emprender uno o varios viajes en la vida.

Seguro después de desconectarte en algún lugar te has notado más creativo y feliz. Esto se debe a que viajar no sólo es cuestión de placer sino de bienestar emocional y psicológico.

De acuerdo a un estudio realizado en la Universidad Estatal de San Francisco, la felicidad no yace en las cosas adquiridas, sino en experiencias vividas. Lo de hoy es vivir, no adquirir.

  • Felicidad

The Journal of Positive Psychology, como la Universidad Estatal de San Francisco, han llegado a la conclusión de que la felicidad radica en las experiencias, en la capacidad de generar recuerdos a largo plazo. ¿Cuántas veces se te ha escapado una sonrisa tan solo recordando?

Como dicen, recordar es volver a vivir.

  • Flexibilidad

Uno de los principales beneficios psicológicos es la capacidad de “abrir nuestra mente”.

Enfrentarte a otra cultura, otro entorno, otro idioma o gente completamente desconocida favorece la aceptación y empatía con nosotros mismo y el prójimo. Los juicios quedan afuera y nos volvemos más tolerante. Abrimos nuestro panorama y aceptamos otras ideas.

  • No más miedos

No importa el tipo de miedo, enfrentarte a un lugar desconocido es una de las mejores formas de salir de la “zona de confort”.

Estando lejos tendrás que enfrentarte a diversos obstáculos, desde abordar un avión hasta comunicarte en otra lengua. Incluso tener que dormir en otro lugar por varios días o comer a solas ya es un gran paso para vencer miedos más profundos.

  • Adiós estrés

La mayoría de los citadinos sufrimos de estrés. Ya sea trabajo, traslado o familia, los hombros adoloridos o el cuello rígido no nos dejan en paz. Pero, al viajar, al dejar a un lado horarios, responsabilidades, ruido y contaminación, la relajación es inevitable.

Salir de la rutina, “apagar tu mente” por un momento generará pensamientos positivos y las ideas volverán a surgir.

  • Autoconocimiento

No importa si vas sólo o acompañado, la tranquilidad te dará la oportunidad de reflexionar. La ciudad es un lugar tan ajetreado que los momentos para la introspección son contados.

No importa el destino, aprovecha los momentos de ocio que muchas veces nos ayudan a aclarar la mente. Si tienes algo que resolver, viajar es la mejor herramienta.

  • Creatividad

Por si fuera poco, cambiar de aíres hace que tu cerebro se libere y se relaje. El resultado: mayor creatividad. Así es, porque cuando uno está tranquilo y fuera de su cotidianidad, las buenas ideas llegan sin esfuerzo.

Viajar libera los sentidos, la mente y la creatividad. No importa si es de “mochilazo” a un campamento o todo incluido con hoteles 5 estrellas en la playa, lo que cuenta es darnos la oportunidad de salir, de brindarle un respiro a nuestro ser.

El aprendizaje llega de donde menos lo esperas. Agarra tu maleta y despréndete de todas las cosas que te llenan de negatividad. Te aseguro que los beneficios psicológicos de viajar valen más que cualquier boleto de avión.

Fuentes: Centrotap, Vanguardia, Psychologytoday, Jaime Burque

 

También podría interesarte…

Estos son los 7 trastornos del sueño, ¿cuál podrías padecer tú?

Lugares para vacacionar con perros

10 cosas que le pasan a tu cuerpo cuando te enamoras

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *