x

Así es como el brain hacking provoca tu adicción al celular

Tú, yo, sin celular, piénsalo… Seguramente no tardaste ni un segundo en contestar un no. Va otra propuesta: veamos si aguantas más de 15 minutos sin revisar tu celular, esté o no en modo de silencio… Está bien, sé que no lo lograste.

Desde 2013 surgió un término para describirnos a todos, esclavos del celular: nomofobia. Esta “enfermedad” hace referencia al miedo, ansiedad y depresión que provoca el “no estar conectado”, el alejarse del celular por más de 15 minutos. Recientemente, en un reporte especial realizado por el periodista Anderson Cooper para la cadena CBS, tres diferentes especialistas hablaron sobre cómo la nomofobia es creada a propósito por grandes marcas como las que se gestan en Silicon Valley, California, Estados Unidos.

Ramsay Brown estudió neurociencias antes de fundar Dopamine Labs, una startup dedicada a crear códigos especiales, que provocan respuestas neurológicas, utilizados en aplicaciones para hacer ejercicio y finanzas.

La dopamina es un neurotransmisor responsable de las sensaciones placenteras, pero está involucrado en otras funciones del organismo como la coordinación de movimientos, depresión (estado de ánimo) y la memoria.

De acuerdo con Ramsay Brown en Silicon Valley se le llama brain hacking a esa actividad que realizan programadores y especialistas en tecnología para que los usuarios se sientan atraídos todo el tiempo por ella.

—¿Por qué crees que Facebook comenzó a utilizar el scroll down (mover la pantalla hacia abajo mientras se va cargando más contenido? Porque así las personas se mantendrán alerta e interesadas. La mayor parte del tiempo que pasas en esa red social lo gastas en “scrollear”— dice Ramsay en entrevista con Cooper.

Otro experto en el tema asegura que las grandes empresas como Google utilizan ciertos algoritmos que hacen un “lavado de cerebro” para crear ese interés continuo por parte del humano.

Para Tristan Harris, un product manager de Google, un claro ejemplo del brain hacking son las distracciones constantes de notificaciones. –Dstruyen la habilidad de nuestros jóvenes de concentrarse. No es que los desarrolladores sean buenas o malas personas sino que dicen “usa mi producto, yo gano”.

Mientras personas que se dedican a generar contenidos para los usuarios de las tecnologías emergentes aseguran que los creadores realizan un hackeo del cerebro, el psicólogo Larry Rosen y su equipo de investigación de la Universidad Dominguez Hills de California, Estados Unidos, asegura que una vez que se ha utilizado demasiado el celular se produce una especie de dependencia y al dejarlo de ver por 15 minutos o más el cuerpo comienza a segregar cortisol y es por ello que sentimos ansiedad.

El cortisol es también conocido como la hormona del estrés. Funciona además para manejar el nivel óseo y la síntesis de grasas y proteínas en el cuerpo.

Ambas teorías, la clínica y la informática, llegan a la conclusión de que las nuevas tecnologías como el celular y las redes sociales crean un sentido de dependencia en las personas, este mal es llamado nomofobia “no-mobile-phone phobia” y las personas que lo padecen pueden presentar ansiedad, taquicardias, pensamientos obsesivos, dolor de cabeza y de estómago, de acuerdo con la agencia EFE.

Si te interesa conocer más al respecto te sugerimos que te pongas en contacto con un experto en medicina y descubras si padeces de este mal que ha provocado el brain hacking; y para ello te sugerimos que realices una búsqueda de clínicas u hospitales en Sección Amarilla.

También podría interesarte…

Las novedades de Windows 10 Creators Update que debes conocer

Conoce cuáles son los síntomas de la depresión

5 tips para prevenir la enfermedad de Parkinson

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *