x

Cables de internet podrían ser nuevo método para detectar terremotos

Investigadores del Centro de Investigación Alemán en Geociencias (GZF) han descubierto que se pueden detectar terremotos en etapa temprana con el uso de cables de fibra óptica para internet.

La nueva alternativa recién descubierta podría ayudar bastante en ciudades grandes como México o San Francisco, donde se registra una fuerte actividad sísmica y, gracias a su desarrollo urbano, cuentan con una gran red de cableado de fibra óptica para internet.

Este sistema podría suplantar al monitoreo por sismógrafos por un servicio que se espera sea mucho más económico.

¿Cómo funciona el estudio geológico para detectar terremotos?

El equipo de investigadores de Alemania, Reino Unido e Islandia dirigido por Philippe Jousset y Thomas Reinsch del GFZ utilizó un cable de fibra óptica de 15 kilómetros que se había instalado en 1994 entre dos plantas de energía geotérmica en Islandia.

Con el cableado, los investigadores fueron capaces de detectar movimientos de la tierra, señales sísmicas, automóviles pasando y movimiento de las olas en el océano.

“Nuestras mediciones han revelado novedades estructurales en el suelo con resoluciones sin precedentes. Han producido señales iguales a puntos de data cada cuatro metros. Esto es más denso que cualquier otro sistema de sismología en el mundo”, explicó Jousset.

Los investigadores destacan que la gran ventaja de este sistema es que, con la globalización y desarrollo urbano en el mundo, esta tecnología está en una gran parte del planeta y puede aprovecharse el cableado como sistema para detectar terremotos que, en el futuro, pueda representar un ahorro económico.

Detectar terremotos

Los cables de internet que recorren las ciudades podrían ayudarnos a detectar terremotos.

Nuevos descubrimientos al detectar terremotos

Con este estudio, no solo se observaron fallas y cráteres volcánicos que ya tenían registradas. Los investigadores descubrieron fallas desconocidas en el subsuelo. Además se hicieron mediciones en el subsuelo a las deformaciones que tenían lugar tras varios minutos. Se observaron terremotos locales, olas originadas de terremotos lejanos y microsismos en el océano.

A futuro, se planea investigar en la profundidad del mar con cables para realizar mediciones sísmicas. Los integrantes del proyecto piensan que de esta manera podrían detectar terremotos submarinos, movimientos de placas tectónicas y variaciones en la presión del agua.

Red sismológica en México

En la actualidad, para monitorear la sismicidad en las regiones de mayor potencial sísmico en México, se utiliza una red sismológica de banda ancha constituida por 61 estaciones en operación.

  • Red Sísmica del Valle de México: El Instituto de Geofísica de la UNAM instaló una red de estaciones sismológicas equipadas con nuevos digitalizadores en diferentes sitios que rodean a la Ciudad de México, con el objetivo de mejorar la calidad de los datos y localizaciones de los temblores. La red cuenta con 31 estaciones digitales y la mayoría se ubica en el Estado de México.
  • Red Sísmica del Volcán Tacaná: Consta de cuatro sismómetros marca Guralp. Estos sensores de tres componentes permiten registrar ondas sísmicas en una amplia banda de frecuencias. Todas las estaciones cuentan, además, con un reloj GPS para obtener una referencia de tiempo de alta precisión. Esta red tiene doble propósito, monitorear el volcán Tacaná y la actividad de fallas que existen en la zona Chiapas-Guatemala.
  • Red Sismológica Convencional: Conformada por nueve estaciones telemétricas distribuidas en el territorio nacional que envían su señal en tiempo real a la Estación Central en el Instituto de Geofísica de la UNAM.

Otros temas similares:

¿Te gustaría que esta tecnología para detectar terremotos en etapa temprana se implemente en la Ciudad de México?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *