x

Canciones del viento en La Rumorosa

El fuerte viento impacta las inmensas rocas, las acaricia y les cuenta cosas indescifrables para el hombre. Todo lo que se puede escuchar es un rumor, una serie de canciones eólicas que le dan vida y nombre a esta zona: La Rumorosa.

¿Qué hacer?

Entre Ensenada y Tecate yace esta maravilla natural que, además, es conocida como una de las carreteras más hermosas, pero riesgosas. Algunos, incluso, aseguran que los paisajes parecieran sacados de un libro de ciencia ficción sobre el espacio y otros planetas.

Rocas inmensas sobre rocas pequeñas, tonalidades rojizas y un poco de ambiente místico que ha originado gran variedad de leyendas es, en conjunto, lo que le da vida a La Rumorosa

Desde las alturas se aprecia una de las vistas más bellas en Baja California. En ciertas áreas de la zona es posible acampar, practicar rapel o aventarse de la tirolesa; sin embargo, se recomienda siempre hacerlo de la mano de profesionales, porque, al fin y al cabo, estás en el desierto y sus condiciones son bastante volátiles.

Zona Arqueológica El Vallecito en La Rumorosa

No es una típica zona arqueológica como Chichen Itzá o Palenque, aquí el atractivo son pinturas rupestres de los antiguos Kumiai. Entre lo que se puede, destaca la presencia de figuras animales y humanas.

Dentro del área se encuentra “El Diablito”. Este peculiar dibujo se asemeja a un hombre con un gran trazo de cuerno en la cabeza. Lo más interesante es que el Diablito señala el solsticio de invierno cada diciembre.

Cerca de este gran santuario que nos recuerda de dónde venimos, es posible escalar, rentar áreas para eventos o para acampar; incluso, hay recorridos guiados a través de las montañas.

Foto: Yorem Blog

La mejor forma de desentrañar los secretos de un lugar siempre es de la mano de sus habitantes, así que encuentra a un guía nativo, prepara ropa cómoda y no pierdas la oportunidad de recorrer los senderos de La Rumorosa

Ojo con la carretera, aunque no querrás ir rápido para disfrutar del paisaje, procura ir más alerta de lo normal y a una velocidad razonable que no te dificulte la reacción o manejo del automóvil. ¿Por qué? Esta carretera es conocida por sus curvas cerradas y angostos carriles. Ya sabes, mejor prevenir que lamentar.

Pasarás calor, pero cada partícula de tu cuerpo reaccionará a los continuos y místicos susurros del viento. No lo pienses más y atrévete a dar un paseo por este fantástico lugar.

Foto principal: Baja California Best

También podría interesarte…

Barranca de Colimilla en Tonalá

Pasado Huasteco en Tamuín

Cañonismo y aventura en el Cañón del Chipitín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *