x

Cañón de Guadalupe, adrenalina y tranquilidad en el desierto

 

México tiene destinos para todos y, sin duda, Baja California es uno de los estados con mayor diversidad y belleza natural. En está ocasión nos regala el Cañón de Guadalupe, un lugar en medio del desierto que promete recuerdos y momentos inolvidables.

¿Dónde?

Este lugar es, en realidad, propiedad privada por lo que se recomienda ir en el verano. En tiempos de mucho calor, el acceso es restringido.

El Cañón de Guadalupe se encuentra a 60 kilómetros al sur de Mexicali, justo tomando la carretera México-Tijuana. Y, aunque se recomienda ir de la mano de expertos, si tienes un vehículo 4×4 todo terreno, podrías emprender la aventura solo. Siempre de manera responsable y con precaución.

Foto: Trover

¿Qué hacer?

Aquí el principal atractivo es la aventura, ya que para llegar se necesita bastante destreza y agilidad. Puedes recorrer sus enormes formaciones rocosas a pie o en bicicleta.

La tranquilidad de este lugar es incomparable. Imagina unas enormes pozas de aguas termales en medio del desierto: tú, el silencio, el enorme jacuzzi natural y a lo lejos, quizá, un borrego cimarrón.

Es posible acampar en la zona; sin embargo, debes asegurarte de llevar suficientes provisiones. Vale la pena pasar por lo menos una noche en este recóndito “Oasis del Desierto”, como también es conocido.

La claridad nocturna te permite descubrir las estrellas como nunca antes. Así que si andas pensando en proponer matrimonio o luna de miel aventurera, este es “el” lugar.

Por si fuera poco, en Palmas de Cantú, las rocas que aparentemente solo yacen para adornar el paisaje, esconden pinturas rupestres y petroglifos de hasta 10 mil años de antigüedad.

Ya que estás por ahí, puedes aprovechar para visitar el Cañón Tajo, popular por ofrecer una gran vista del monolito favorito de los escaladores que, por supuesto, es el más grande de la zona.

Baja California puede resultar un destino lejano y de aparente clima agreste; sin embargo, vale la pena adentrarse en sus terrenos vírgenes que aún conservan encantos olvidados por los ansiosos citadinos.

Foto principal: México al máximo

También podría interesarte…

Cataviña Baja California, oasis en el desierto mexicano

Lugares baratos y cercanos a la CDMX para Semana Santa

Barrancas del Cobre, más grande y profunda que el Gran Cañón



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.