x

Cañonismo y aventura en el Cañón del Chipitín

Monterrey es conocido por ser uno de los principales destinos para el cañonismo. ¿Y cómo no?, si posee algunos de los paisajes más bellos. Pero no solo es visitado por ser bonito, sino por el reto aventurero que conlleva escalar sus espectaculares cañones. Esta vez les contaré sobre uno en especial: el Cañón del Chipitín.

¿Qué hacer?

Este sitio se convertirá en el favorito de aquellos adictos a los retos y la adrenalina, ya que incluso llegar al cañón representará un pequeño reto.

Primero debes llegar al municipio de Santiago, ubicado a 34 kilómetros al sureste de Monterrey. Este pequeño lugar te espera con arquitectura colonial, comida, amabilidad y una amplia gama de tours hacia el Cañón del Chipitín.

En realidad el trayecto no es largo; sin embargo, el agreste terreno obliga al uso de vehículos 4×4. El camino puede durar hasta 2 horas, pero estará lleno de maravillas naturales.

Entrando en materia, los mejores meses para visitar esta región son de marzo a agosto, ya que la Cascada del Chipitín ofrece una caída espectacular y más caudalosa que el resto del año.

Las caminatas por la zona duran entre una y dos horas, ¿y quieres saber lo emocionante?: es necesario realizar rapel para descender a la majestuosa poza azul turquesa al fondo de la cascada. Existen diversas rutas y recorridos de acuerdo a la experiencia de cada visitante, por esto es fundamental la contratación de un guía.

Toma en cuenta que el agua puede estar muy fría, las rocas muy resbalosas y el terreno muy inestable, razón por la cual es recomendable ir en grupo y acompañados de profesionales que les facilitarán el equipo indispensable para no arriesgar su integridad física.

Los expertos aseguran que jóvenes de hasta 14 años pueden aventurarse en estos recorridos; sin embargo, adultos o adolescentes deben asegurarse de poseer una condición física adecuada.

No olvides…

  • Lleva ropa cómoda
  • Los tenis o botas antiderrapantes son fundamentales
  • Asegúrate de que el guía lleve un pequeño botiquín y esté certificado
  • Consigue o pide a tu guía un traje de neopreno para aguantar la temperatura del agua
  • No te aventures en solitario a menos de que seas un profesional
  • Aliméntate adecuadamente antes de realizar el recorrido
  • Menciona a tu guía si padeces algún problema físico que limite tu desempeño o te ponga en riesgo
  • Lo más importante: ¡Diviértete!

Ya que lo sabes, arma tu grupo, invita a tu pareja y sal de la rutina para vencer este reto y conocer una de las bellezas naturales más impresionantes del país. Visita y enamórate del Cañón del Chipitín.

También podría interesarte…

Barrancas del Cobre, más grande y profunda que el Gran Cañón

Cañón de Guadalupe, adrenalina y tranquilidad en el desierto

Barranca de Colimilla en Tonalá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *