x

Casa Magoni, una nueva sala de degustación en Valle de Guadalupe

Esta bodega es la empresa familiar de Camilo Magoni, reconocido enólogo que llegó a México en 1965 desde Morbegno, Italia. Después de su retiro en una de las vinícolas más grandes de la región, abrió Casa Magoni, que ya tiene tres años de vida y estrena ahora su sala de degustación.

Patricia Estrada y Fernanda Parra, parte del equipo del señor Camilo, explican que este espacio tiene algunas semanas de haber abierto y busca ser una parada para que los viajeros prueben vinos de excelente calidad a buen precio.

Poseen 110 hectáreas de viñedo, con 112 varietales sembradas. “Somos un balance entre calidad y precio justo. Los nuestros no le piden nada a vinos de otros lugares. Pueden tomarse diario o en ocasiones especiales”, explica Fernanda.

Origen 43, uno de los vinos de Casa Magoni Foto: Mariana Castillo

¿Por qué ir a Casa Magoni?

Te sugiero que degustes el Origen 43 2015 (Sangiovese, Aglianico, Canaiolo, Montepulciano y un poco de Cabernet), el Manaz 2016 (Viognier-Fiano) o el Rosé (Grenache, Pinot Noir y Pinot Meunier). Sus precios van de los $170 a los $300 pesos. Puedes pedir una tabla de quesos, pan y mermelada para acompañar tu cata.

También elaboran un exquisito aceite de oliva manzanilla que también puedes comprar ahí. Un secreto es que en su bodega interior reposa un aceite balsámico que tendrán a la venta cuando el tiempo sea el indicado por el señor Magoni.

Puedes visitar tanto la vinícola que tiene políticas de puertas abiertas, como la casa degustación. Y aunque por el momento está agotado por su éxito, cuando vayas pregunta si hay Nebbiolo, la especialidad de este enólogo italiano que ya es ensenadense y es referente y maestro de muchos en esta región.

¿Dónde?

Carretera Tecate- Ensenada kilómetro 83, Valle de Guadalupe, Baja California

Teléfono: 01 646 187 0483

Facebook: bodegasmagoni

Página web: casamagoni.com

Sala de degustación abierta de miércoles a domingo, de 12:00 a 18:00 horas.

Agradecemos a Casa Magoni y Maricar Granado su apoyo para esta nota.

Patricia Estrada y Fernanda Parra en la vinícola Foto: Mariana Castillo

También puede interesarte:

Pau Pijoan, el vino y el síndrome del convertible rojo

Uber Valle, una alternativa de transporte en Valle de Guadalupe

Animalón, un pop-up del chef Javier Plascencia por amor a las Californias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *