x

Celulares mexicanos ¿vale la pena el intento?

Cuando hablamos de tecnología y en caso específico de algo tan común como los celulares, lo primero que brinca a la mente es iPhone o Samsung (y recientemente muchos otros competidores). En cambio, si pensamos en celulares mexicanos generalmente lo hacemos con una postura pesimista.

 

¿Cómo elegimos teléfonos los mexicanos?

Estamos en una era sumamente competitiva para la tecnología, sobre todo en el terreno de los smartphones. Hace apenas unos años hablar sobre las especificaciones de celulares era algo reservado a un pequeño grupo de personas y ahora, es la gran mayoría la que está al tanto de qué sistema operativo funciona, la memoria, la cámara, el tamaño de la pantalla, especificaciones de funcionalidad y su precio.

Seguramente te ha pasado el siguiente escenario: si has buscado un teléfono inteligente de gama baja o media, frente a ti hay un mostrador con opciones incontables de teléfonos y marcas que ni conocías. Empiezas a revisar el precio, sistema operativo, qué tal está la cámara, la memoria, ventajas y desventajas. Aunque, seamos sinceros, pocas veces te detienes a ver dónde fueron hechos.

En lo personal, en un par de meses he tenido que hacerme de dos teléfonos nuevos porque fui una de las miles de víctimas de ladrones en el transporte público.

  • El primero que compré estaba sobre los $2,000 pesos y no era la gran cosa. El diseño era algo pesado, el sistema operativo era Android 7, solía quedarse pegado cuando cambiaba entre aplicaciones y no la respuesta al tacto no era la mejor del mundo.
  • El segundo tenía un precio de alrededor de $1,500 pesos. Es un poco más lento en cuanto al cambio de aplicaciones, el material se siente más resistente, la cámara no me parece mala para su precio. Para resumir, cumplía en el precio aunque desearía que fuera más rápido.
celulares mexicanos

El Aura es uno de los teléfonos más económicos de la empresa de Guadalajara.

 

STF, la empresa de celulares mexicanos

Recientemente, durante una presentación para medios, conocí a la compañía de celulares mexicanos radicada en Guadalajara, Stuffactory (STF). Dispuestos a acabar con los mitos sobre la calidad de la tecnología hecha en México, decidieron lanzar al mercado sus nuevos smartphones: Aura y Aura+.

Quizá los escépticos y algunos conocedores se preguntarán si México está a la altura de competirle a gigantes de tecnología o de marcas que ya tienen varios años en el mercado. A continuación les comparto mi experiencia con respecto a los nuevos dispositivos de STF que pude probar:

  • El Aura+ tiene un valor de $1,999 pesos, está equipado con doble cámara trasera (que es buena para el precio), es muy ligero y a lo que le veo más potencial es al sistema operativo, Andriod Go, algo que hace que sea más rápido que otros de su precio y desquita el costo-beneficio.
  • El Aura, con un valor de $1,499 pesos, comparte más o menos las mismas características que su versión superior y es mucho más rápido para navegar entre aplicaciones que otros teléfonos.

Otro punto a favor en ambos teléfonos es que ya vienen con una carátula que, para quienes no han comprado teléfonos de gama baja, es algo a lo que le doy mucho valor porque en un mercado dominado por gigantes, no hay espacio para los peces pequeños y si tu teléfono no es de marca conocida, dudo que encuentres una carátula.

En resumen, sin duda vale la pena apostarle al producto nacional. No por ser mexicano, sino por pelear en un mercado muy competitivo con un producto de calidad para su precio (o sea, tampoco exijan calidad de Samsung 9 por $2,000 pesos).

celulares mexicanos

Aura + fue lanzado por la empresa de celulares mexicanos STF.

 

Las dificultades para los celulares mexicanos

Rodrigo Pérez Mares, encargado del área de Marketing en STF, explicó que saltar al mercado de smartphones como una empresa mexicana fue difícil por los prejuicios de demeritar el producto nacional o verlo inferior al de otros países.

“Para los primeros clientes (que compraron un celular STF) era un volado, pero para nosotros era trabajo”, refirió.

El inicio siempre será complicado y en STF lo recuerdan como un trabajo de logística e investigación muy grande que basaron en varios principios para entrar al mercado.

“Sabíamos que habría barreras de desconfianza y trabajamos con varios ejes: brindar un trabajo de calidad, tener un protocolo de soporte y una estrategia de posicionamiento”, dijo Pérez Mares.

Desde 2015, cuando surgió la marca y empezaron a fabricar los primeros dispositivos, STF ha fijado una meta de mercado: enfocarse en teléfonos de gama baja y media.

Sus celulares oscilan en precios desde los $799 pesos a los $3,999 pesos y no tienen planes a largo plazo para cambiar esta dinámica y competir en el mercado con un Smartphone que supere los $10,000 pesos o incluso los $20,000 pesos como lo hacen iPhone o Samsung.

 

Los celulares mexicanos de STF en el futuro

Para largo plazo, la empresa no planea incursionar con sus celulares mexicanos en la competencia de gama alta. Su plan es mantenerse dentro de gama baja y media con precios competitivos.

En un futuro de 5 a 10 años, su visión es consolidarse como la mejor marca de celulares mexicanos y mantenerse en la república, pues pensar en expandirse a Latinoamérica es complicado por muchos ajustes en las características y acreditaciones que necesitarían.

 

Temas relacionados que podrían interesarte:

¿Le darías una oportunidad a los celulares mexicanos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *