x

Cenote Hubiku, ¿dónde está y qué tanto hay por hacer?

Cenote Hubiku

Yucatán, sin duda, es uno de los estados más bellos y con mayor historia y tradición prehispánica. Además de ofrecernos una gran cantidad de zonas arqueológicas, pone a nuestra disposición la maravilla natural conocida como cenotes. Hoy te contaré un poco más del cenote Hubiku, un mágico lugar que te hará enamorarte más de México.

Cenote Hubiku

Muy cerca de Chichen Itzá, en Temozón, se encuentra uno de los cenotes más populares de Yucatán, el cenote Hubiku. Y es que su cercanía a la zona arqueológica y su belleza lo han convertido en un imperdible para todo tipo de turistas.

A primera vista parece un agujero en la tierra, un pasadizo a otro mundo, pero con forme te acerques querrás correr a las interminables escaleras para sumergirte en sus aguas que oscilan entre el azul y el turquesa. Además, en ciertas horas del día, los rayos del sol se cuelan para brindarle destellos mágicos a sus aguas.

Cenote Hubiku

Casa Tadeo: museo del tequila en Cenote Hubiku

Después o antes del chapuzón en el cenote Hubiku te tienes que dar una vuelta por la Casa Tadeo, un museo en el que conocerás cómo se elabora el tequila mientras descubres los productos de esta casa tequilera.

Y si lo tuyo es probar cosas nuevas, tienes que animarte a probar sus licores. Los sabores son variados y van del chocolate y capuchino a la cereza, la fresa, el cacahuate y el maracuyá. ¿Se te antoja?

Restaurante Cenote Hubiku

Entre tanto caminar y nadar, seguro terminarás con mucha hambre, por lo que un buen buffet de comida mexicana no te caería nada mal. Este restaurante es el único del lugar y posee el mismo nombre del cenote, está a unos pasos del museo y del cenote Hubiku, por lo que no tendrás que trasladarte por mucho tiempo para saciar tu hambre.

Como ves, visitar el cenote Hubiku es bastante práctico y maravilloso, además de que te permite tomar un descanso después de visitar Chichen Itzá. ¿Qué esperas para visitar Yucatán y sus maravillas históricas y naturales?

También podría interesarte…

Isla Contoy, entre aves, arrecifes e historia maya

Playa la Boquilla, Oaxaca, un destino para desconectarse del mundo

Cascadas en Ciudad Valles, San Luis Potosí

Si decides visitar el cenote Hubiku, cuéntanos qué te pareció y compártenos tu experiencia.

Casi licenciada en Letras Clásicas, amante del café, la literatura, la escritura y la música. Distraída. Futbolista de domingos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *