Chocolate y placer: ¿qué relación hay entre ambos?

¿Por qué este alimento nos enamora?