x

Comer en la Guerrero: pozole, machetes, orejas de elefante y tacos

Comer en la Guerrero es exquisito. Si no sabes qué son los machetes, las orejas de elefante, o si eres fan del pozole y los tacos, es momento de que te lances a esta colonia de CDMX.

Juan José Sáez, tragón, gastrónomo y asesor de restaurantes, quien domina la zona al 100%, ya que vivió en Tlatelolco la mayor parte de su vida, dijo que, para comer, “lo mejor de Tlatelolco está en la Guerrero” y tiene razón.

Verás que estas paradas tragonas no fallan en este cuadrante de la capital. Y además de comer rico, son alternativas económicas.

Comer en la Guerrero: los clásicos del barrio

Tamales Teresita

¿Por qué no te conocía, Teresita? Este local tiene ese ambiente de antaño en el que hay un mostrador sesentero con panqués y objetos antiguos. Sus dos muros exhiben esos refrescos que bebieron nuestros papás (aunque, si eres chavorruco como yo, quizá hayas probado uno que otro).

Orgullosos, se presumen como los creadores de las orejas de elefante, y no te espantes, animalista o vegano: que ningún animal fue lastimado en esta ruta. Esta delicia consta de una milanesota bien servida, que se acompaña con plátanos fritos y frijoles refritos al lado, pero hay algunas especiales con queso gratinado, jamón (yo lo omito) y papas fritas.

También ofrecen unas enchiladas suizas que están para chuparse los dedos: su salsita es ácida y no tan picante. Todo estaba exquisito y las porciones son abundantes. Lo mejor: el precio es súper ganador. ¡Toma esto, gentrificación! Por esto y más te amo, la Guerrero.

Héroes 199, colonia Guerrero
Costo promedio por persona: $80.00 pesos
Lunes a sábado de 7:30 a 22:00 horas

Comer en la Guerrero: Tamales Teresita Foto: Mariana Castillo

Comer en la Guerrero: Tamales Teresita Foto: Mariana Castillo

Los Machetes de Amparito

Tenía años que no volvía a este clásico local de la Guerrero, el cual, desde 1964, sirve los populares y pantagruélicos machetes. Si no has ido, seguro te preguntas “¿y eso qué es y con qué se come?”. Pues bien, este platillo garnachero es una quesadilla de 70 centímetros de largo que se fríe y rellena del guiso de tu elección.

Desde que llegas la aventura comienza, pues haces una fila como en antro de moda para hacer tu pedido y que te den mesa. La variedad es extensa: chicharrón, chorizo, picadillo, requesón, papa, jamón, huitlacoche, rajas, sesos, hongos, pollo, queso, panza, frijoles, flor de calabaza, tinga y carne deshebrada, y puedes pedirlo sencillo, combinado y hasta con tres o más ingredientes.

Si andas light o ya con el mal del puerco, por el rol que hayas dado por otros puntos tragones de esta lista, pídete uno de huitlacoche con quesillo y acompáñalo con una agua de horchata o jamaica: ¡Placer del mero bueno!

Héroes 192, Guerrero
Lunes a sábado, de 8:00 a 18:00 horas; domingo, de 8:00 a 15:00 horas
Costo promedio por persona: $90.00 pesos

Comer en la Guerrero: Machetes Amparito Foto: Mariana Castillo

Comer en la Guerrero: Machetes Amparito Foto: Mariana Castillo

El Pozole de Moctezuma

Si llegas en Metro y te bajas en Garibaldi, caminas hacia la calle de Moctezuma: no ves ningún letrero que te anuncie que llegaste, pero la gente sabe bien que en el número 12 habita el antojo y hasta la gula. El lugar, que abrió en 1947, tiene una carta corta: ahí se sabe que de lo bueno, poco.

El clásico y que no debes dejar de probar es el goloso y sustancioso pozole verde, con su maíz pozolero y carne de cerdo (maciza, surtida o la que prefieras), con sardina, chicharrón, aguacate, huevo y un chorrito (o dos) de mezcal: así se estila los jueves en algunos sitios de Guerrero. Ahora que si te “freseas” o no se te antoja esta mezcla, hay pozole blanco de pollo, que también es delicioso. Hay tamaño mediano y grande, y puedes pedirlo a tu gusto, con las variables antes mencionadas, y orégano, limón, cebolla, chile serrano y piquín (incluso, te lo pueden preparar en tu mesa y ese es otro plus).

Para beber hay cervezas, mezcal y aguas frescas. Su ambiente es lo mejor: verás desde los oficinistas de la zona, hasta la gente que lleva viniendo años; hay mesas familiares y comensales solitarios que engullen este platillo estrella de la cocina mexicana. Este tipo de lugares son necesarios: son identidad, sabor y resistencia. No imaginas toda esta fiesta al ver el local por fuera, así que no juzgues por las apariencias.

Moctezuma 12, Guerrero
Lunes a sábado, de 14:00 a 19:00 horas
Costo promedio por persona: $150.00 pesos

Comer en la Guerrero: El Pozole de Moctezuma Foto: Mariana Castillo

Comer en la Guerrero: El Pozole de Moctezuma Foto: Mariana Castillo

El Rey del Pastor

Antes de recomendar esta taquería, recalcaré de nuevo que no juzgues al libro por su portada. Aquí puedes comer desde las cinco de la tarde (o un poco antes o un poco más tarde, depende del relativo tiempo que vivimos los mexicanos), unos buenos tacos de pastor, que son la especialidad de la casa, como su nombre lo indica. Te los sirven con una salsa que te hace babear y salivar de tan sabrosa que está, y de la que no me quisieron revelar sus secretos (quizá debo ir más veces para que esto suceda y me tengan confianza). ¡Son bocaditos de amor!

También desde las tres de la tarde, hay tacos de cabeza, lengua, maciza y más, que también son muy ricos. Su tamaño es pequeño, así que puedes probar varios, con o sin verdura (cilantro y cebolla), con o sin salsa. Y si de plano no quieres taquear, hay pozole. Su ambiente es más nocturno.

Para beber, olvídate del refresco y prueba el tepache: fresco y natural para pasarte el bocado o lo enchilado, si es que te emocionaste con el picante. Quizá no es la taquería “enchulada”, que aprovecha elementos de diseño de lo popular para hacerlo hipster, o donde te verás muy nice, pero lo que sí te garantizo son sabores callejeros que hablan de la variedad de esta capital. Así es comer en la Guerrero.

Eje 1 Norte 184, entre Heroés y Guerrero, colonia Guerrero
Lunes a sábado, de 15:30 a 00:00 horas
Costo promedio por persona: $60.00 pesos

Comer en la Guerrero: El Rey del Pastor Foto: Mariana Castillo

Comer en la Guerrero: El Rey del Pastor Foto: Mariana Castillo

También puede interesarte

La milpa, el maguey y sus derivados en Tlaxcala: alimentos que quizá no conoces

Restaurantes en León y alrededores: hay más que guacamayas

Pulquería Las Duelistas, el pulque sigue vivo

¿Se te antoja comer en la Guerrero?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *