Comida para niños, jugar con los sabores

Si bien el gusto es algo personal, cultural y adquirido, ser niño no es sinónimo de no tener apertura al comer. Son los padres quienes inculcan a sus hijos el hábito de lo variado y delicioso.