x

¿Cómo cuidar la salud mental en los adolescentes durante el COVID-19?

La salud mental en los adolescentes durante el COVID-19 es un tema que debe estar muy presente en las familias, debido a que los menores pertenecen al grupo de personas con mayor riesgo de desarrollar estrés y ansiedad por la pandemia.

La adolescencia (de los 10 a los 19 años de edad) es una etapa vulnerable, llena de cambios a nivel físico y emocional que se puede desequilibrar tanto por factores internos como externos.

Este desequilibrio genera estrés, ansiedad, tristeza o depresión, emociones que se acentúan durante una pandemia llena de incertidumbre como la que estamos viviendo hoy en día.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó los diferentes factores para que los padres o tutores busquen apoyo y ayuden a sus familiares adolescentes en caso de tener algún problema:

FACTORES PERSONALES

Son aquellos que tienen que ver con la identidad, gustos, deseos e incluso con la salud del adolescente.

  • Deseo por tener una mayor autonomía.
  • Presión para encajar en su círculo social.
  • Exploración de la identidad sexual.
  • Enfermedades crónico-degenerativas.

FACTORES FAMILIARES QUE AFECTAN LA SALUD MENTAL EN LOS ADOLESCENTES

Se trata de las decisiones o situaciones en la familia del adolescente que pudieran afectar su desarrollo.

  • Calidad de la vida doméstica.
  • Relación con sus familiares.
  • Problemas socioeconómicos
  • Violencia.
  • Matrimonios precoces o forzados.
  • Orfandad.

FACTORES SOCIALES

Aquellos factores que dependen del entorno en donde se desenvuelve el adolescente y que no dependen directamente de él.

  • Situaciones de estigmatización, exclusión o discriminación.
  • Falta de acceso a servicios.
  • Falta de apoyo de calidad.
  • Perfil étnico o sexual.

¿Qué hacer para cuidar la salud mental en los adolescentes durante el COVID-19?

¿Cómo cuidar la salud mental en los adolescentes durante el COVID-19?

La pandemia por COVID-19 es un suceso que ha detenido al mundo entero. La incertidumbre que genera respecto a la salud y al nuevo orden mundial hace que las personas de todas las edades experimenten sentimientos de estrés, ansiedad o tristeza.

Como se comentaba anteriormente, existen muchos factores que pueden afectar la salud mental en los adolescentes y la pandemia por COVID-19 se suma a la categoría de los sociales, aquellos que se encuentran en el entorno y de los que no se tiene control.

La razón principal por la que los adolescentes se ven afectados durante el COVID-19, independientemente de un posible contagio, es por la cuarentena.

Para los adolescentes es importante convivir con sus amigos, les interesa pertenecer a un grupo social y, con la cuarentena, fueron obligados a quedarse en casa y detener el contacto con sus compañeros.

Aunque para los adultos esto no sea de gran importancia, el cerebro de los adolescentes no está lo suficientemente desarrollado para adaptarse con facilidad a la nueva dinámica social, a no salir a divertirse y, lo más importante, tener que convivir con todos los integrantes de su familia, quienes, por ahora, no son sus personas favoritas.

De manera más extrema, el Fondo para las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) indica que el encierro puede provocarles aislamiento, soledad o depresión. Para cuidar la salud mental en los adolescentes, les recomienda realizar lo siguiente:

  • Organizar el día

Es importante que los adolescentes realicen varias actividades que ocupen el día entero para que no se aburran y eviten el desarrollo de sentimientos de angustia o preocupación.

Se recomienda hacer un calendario para que organicen el tiempo y lo destinen para hacer tareas, labores del hogar e incluso actividades de entretenimiento.

La ventaja de la cuarentena es que se ahorra el tiempo de traslados, por lo que pueden ocuparlo para ver películas, llamar a los amigos, hacer ejercicio o cualquier otra actividad que les guste.

  • Tener contacto con los amigos

Los amigos son muy importantes para los adolescentes y esta pandemia ha hecho que se separen de ellos, algo que les causa molestia, enojo o irritabilidad.

Para que su salud mental no se vea afectada, pueden retomar comunicación a través de las plataformas digitales que les permitan hacer videollamadas y conversar.

  • Reconocer sus emociones

Es normal que sentimientos de angustia o estrés estén muy presentes en todas las personas debido a la pandemia por COVID-19; para que no afecten demasiado la vida diaria es importante reconocerlos, aceptarlos y sentirlos.

Las emociones y los sentimientos tienen que fluir para darle un equilibrio a la mente y al cuerpo. La razón es que, si se niegan desde el principio, aparentemente todo seguirá bien para la persona, pero en el futuro, podría tener una reacción poco favorable si se presenta de nuevo un suceso estresante.

Cada persona maneja los sentimientos y emociones de forma distinta, por lo que es recomendable que cada adolescente escoja las actividades que disfrute hacer para distraerse. También es importante hacerles ver que pueden hablar con un adulto en caso de que su estado de ánimo no sea el mejor.

Si quieres saber más sobre cómo gestionar las emociones, te invitamos a leer nuestra nota Inteligencia emocional, ¿por qué es tan importante en el desarrollo de los niños?

  • Alentarlos a seguir aprendiendo

Ahora que todo se debe hacer desde casa, una buena forma de ayudar a que los adolescentes tengan la mente ocupada es alentarlos a aprender algo que les guste o les genere interés.

Puede ser un tema relacionado con la escuela, con una actividad artística o con algo completamente distinto que les permita desarrollar habilidades nuevas.

Existen muchas plataformas gratis que se pueden consultar y otras más de pago con propuestas interesantes, solo basta con buscar la que más les guste.

  • Cuidar de su salud

La cuarentena es una buena oportunidad para inculcar en los adolescentes buenos hábitos de vida como hacer ejercicio, respetar horarios de sueño, aprender a gestionar las emociones, tener buenas relaciones interpersonales, mejorar la alimentación o aprender a hacer frente a situaciones difíciles.

Afortunadamente, la adolescencia es una etapa formativa en la que se puede educar a los jóvenes en todos los aspectos y alejarlos de conductas de riesgo como consumo desmedido de alcohol, de tabaco, de sustancias psicotrópicas, abandono escolar, cercanía con conductas delictivas o embarazo adolescente. Todas estas conductas fueron establecidas por la OMS.

 

La salud mental en los adolescentes es mucho más vulnerable que la de los adultos y por tanto es necesario entender por lo que están pasando.

Lo importante de esto es recordar lo que nos molestaba a esa edad y ser empáticos con sus miedos, frustraciones o actitudes, dejar que tomen sus propias decisiones y recordar que los padres de familia o tutores estamos ahí para ser un apoyo.

Fuentes:

Te podría interesar:

¿Estás listo para cuidar la salud mental en los adolescentes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *