x

¿Cómo cuidar un tatuaje? Consejos de una experta tatuadora

En palabras de Christian Castañeda Vázquez, tatuadora con más de siete años de experiencia, un tatuaje es la mejor manera de mostrarle al mundo el modo en que ves la vida.

Es una imagen que se quedará grabada en tu cuerpo por el resto de tus días, por lo que es importante cuidarla para conservar sus condiciones en la piel.

¿Cómo cuidar un tatuaje?

¿Cómo cuidar un tatuaje? Consejos de una experta tatuadora

Para que un tatuaje no pierda color o definición, es necesario cuidarlo con las siguientes acciones que nuestra experta nos compartió.

No bebas alcohol al día siguiente

El alcohol es un vasodilatador, es decir, su consumo cambia la composición de la sangre y la vuelve más líquida.

Al tener un tatuaje recién hecho, la piel está abierta y necesita tiempo para cicatrizar, por lo que el alcohol pudiera hacer que se retrase el proceso de coagulación y formación de la costra.

No nades después de 48 horas

Como te mencionamos en el punto anterior, la piel del tatuaje está abierta y necesita cicatrizar, por lo que si te metes a nadar, ya sea al mar o a una alberca, cualquier microorganismo podría entrar a tu cuerpo y causar una infección.

Evita el contacto con tu mascota

Aunque suene un poco triste, necesitas evitar el contacto con tus mascotas porque su pelo puede quedarse pegado a tu piel.

También es importante que no te lama, ya que su saliva tiene microorganismos que pudieran desencadenar infecciones.

Lava con agua tibia y caliente

Al finalizar un tatuaje se cubre con plástico para que la piel se vaya regenerando; luego de aproximadamente una semana, se retira.

Lo recomendable es que el primer lavado después de descubrirlo sea con agua tibia o caliente, para que el plasma salga más naturalmente y la piel no se irrite.

No seques el tatuaje con toalla o papel

Tras lavar tu tatuaje con agua limpia y tibia, es mejor que lo dejes secar al aire libre y no uses papel ni toallas.

La intención es evitar que las pelusitas o restos de papel se queden en la piel y la contaminen.

No te asolees demasiado

Después de que te tatúes, lo idóneo será que esperes alrededor de un mes para broncearte.

La razón principal es que estás exponiendo tu piel a un ambiente con impurezas y al estar abierta es probable que contraiga alguna infección.

Evita temazcales y spas

Los spas y los temazcales son ambientes húmedos en los que existe contacto con otras personas.

Son de los sitios, por tanto, en los que es más fácil correr el riesgo de que un tatuaje recién hecho se infecte.

Por eso te recomendamos evitarlos por lo menos un mes después de tatuarte.

Usa crema hidratante

Luego de que retiraste el plástico protector, salió el plasma y la costra, es probable que te dé comezón en el área donde te tatuaste.

Para controlar esto, usa una crema sin perfume, ya que, por lo general, las que contienen fragancias tienen cierto grado de alcohol que podría irritar la piel.

Evita productos naturales

A pesar de que hoy en día se apuesta más por el uso de productos naturales, Christian nos recomienda evitarlos en caso de un tatuaje recién hecho.

Lo anterior se debe a que no cuentan con fecha de caducidad y algunos podrían generar dermatitis.

¿Qué hacer antes de tatuarte?

Es importante tomar en cuenta algunos detalles antes de tatuarte para que la aplicación sea amable con tu piel y recuerdes la experiencia de la mejor manera.

Ten certeza de tu decisión

Un tatuaje es una imagen que llevarás en el cuerpo por el resto de tu vida, es de las pocas cosas que no tienen marcha atrás y por tanto debes estar completamente seguro de tomar esa decisión.

Fíjate en el trabajo de tu tatuador

Para que tu experiencia sea mucho más cálida y la recuerdes con cariño, necesitas conectar con tu tatuador.

Para esto puedes revisar su trabajo, su estilo y observar cómo es el resultado al finalizar un tatuaje, así como cuando ya cicatrizó.

Identifica tu nivel de tolerancia al dolor

Puede ser que tu umbral del dolor sea tan alto que realizarte un tatuaje no te genere más que cosquillas, o por otro lado, que sea muy bajo y con el primer pinchazo te quiebres.

Sea cual sea tu caso, es importante que se lo comentes al tatuador para que esté al tanto de tu posible reacción.

Conoce la cicatrización de tu cuerpo

Para darte una idea de cómo es la cicatrización de tu cuerpo, pon atención en si tus heridas sangran mucho, coagulan rápidamente o cuántos días tardan en cerrar.

Al igual que en el punto anterior, menciona estos detalles a tu tatuador para que tenga presente las posibles reacciones de tu piel a las agujas y la tinta.

Evita consumir alcohol

Así como lo comentábamos al inicio del artículo, el alcohol es un vasodilatador y hace que la sangre se vuelva más líquida.

Si consumes mucho alcohol antes de tatuarte, lo más seguro es que tu piel sangre mucho más al momento del trabajo. Como consecuencia, la cicatrización puede retrasarse.

No irrites tu piel

Existen muchos métodos para quitar las impurezas de la piel, evítalos antes de tatuarte. Esto se debe a que si tu piel está irritada previamente, podría ser más doloroso.

Humecta tu piel días antes

Para que el tatuador tenga un lienzo más fácil de manipular, Christian recomienda hidratar la zona una semana antes de la cita.

Trata de evitar cremas o lociones perfumadas porque el alcohol que contienen puede irritar o resecar la piel.

¿Qué debe tener un estudio de tatuajes para considerarse seguro?

¿Cómo cuidar un tatuaje? Consejos de una experta tatuadora

En palabras de Christian, en lo que debes prestar atención es en lo siguiente.

La estación debe estar cubierta con plástico

En muchas ocasiones sale sangre de la zona a tatuar, así que para evitar contaminación cruzada en la camilla o las máquinas, lo mejor es cubrir todo con plástico para retirarlo después y lavarlo de manera independiente.

El material debe estar esterilizado o ser desechable

Para evitar infecciones o la transmisión de enfermedades más graves como hepatitis, lo mejor es no compartir agujas y que todo el material que se use sea desechable.

Deben verse los tarjetones de los tatuadores

Los tatuadores necesitan contar con una tarjeta sanitaria para que puedan ejercer, documento emitido por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

Cuando asistas a un estudio, fíjate que estén visibles todos los tarjetones de los tatuadores que trabajen ahí. Si quieres saber los requisitos da clic aquí.

El estudio necesita tener uso de suelo comercial

Al igual que en el punto anterior, la COFEPRIS da un permiso que avala que el estudio tiene uso de suelo comercial, es decir, que puede tatuar y cobrar por un tatuaje, cuenta con espacio para almacenar el material y otro más para esterilizarlo.

Cuando asistas a un estudio que te llame la atención, fíjate que cuente con el documento que lo avale.

Agradecemos la entrevista a Christian Castañeda Vázquez, tatuadora con siete años de experiencia.

¿Cómo cuidar un tatuaje? Consejos de una experta tatuadora

Te podría interesar:

Ya que sabes cómo cuidarlo, ¿te animas a hacerte un tatuaje?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *