x

Cómo hacer una ofrenda de día de muertos

La celebración de día de muertos en México va más allá de disfrazarse y salir a pedir la famosa “calaverita”. Esta tradición data de tiempos prehispánicos y toma un rol religioso desde la época de la Conquista.

Actualmente se recuerda a los difuntos levantando ofrendas: un altar donde se colocan calacas, veladoras, platillos típicos,  dulces, pan y muchos colores. ¿Por qué poner una?  Se cree que el 1 y el 2 de Noviembre, los difuntos vuelven a sus casas a visitar a sus familias y se comen todo lo que les dejas en la ofrenda.

¿Qué necesitas?

Velas

Colocar velas significa dar luz y fe para que el visitante encuentre su camino. Las puedes poner en forma de cruz, o sea, una en cada punto cardinal.

Flores amarillas o naranjas

Las flores que se usan comúnmente son las de cempasúchil. Simbolizan la tierra y se cree que ayudan a los difuntos a encontrar el camino a casa.

Calaveritas de azúcar

Estas representan la muerte: tres juntas simbolizan a la santísima trinidad.

Fotografía

Es el recuerdo de la persona o personas a las que se les coloca la ofrenda.

Flores blancas

Además de hacer lucir la ofrenda, las flores blancas simbolizan la pureza y el cielo.

Papel picado en color morado, amarillo y negro

Estos representan la unión entre la vida y la muerte. El color morado y el negro representan la muerte, mientras que el amarillo y el naranja, la vida.

Pan de muerto

El pan de muerto es un ofrecimiento fraternal.

Agua

Esta se les coloca para aliviar el cansancio y la sed de su viaje, para que retomen fuerzas para su regreso.

Sal

Se tiene la creencia de que sirve para evitar que el ánima no se corrompa en su viaje.

Platillos favoritos

Cocina los platillos favoritos del difunto. Procura que sean de la mejor calidad posible.

Licor o bebidas

Según la tradición, el licor ayuda a que el visitante recuerde los acontecimientos más felices de su vida.

Copal

Ahuyenta a los espíritus malos y contribuye a la purificación.

Si ya tienes todos los elementos, busca un lugar en tu casa donde puedas poner la ofrenda y acomódala a tu antojo. No perdamos esta bonita tradición mexicana.

 

Fuente: enmexico.about.com
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *