¿Cómo identificar la miel pura de abeja?

¡Qué no te den gato por liebre!