x

Conoce la medicina alternativa maya que busca volverse legal en México

Un programa de la televisión pública británica llevaba el nombre de The Food Hospital, a México llegó cobijada por el Canal Once bajo el pseudónimo Comidas Curativas, un producto televisivo que protagonizaban tres especialistas de diferentes áreas dentro del sector salud: una dietista experimentada, un nutricionista y un médico cirujano.

Comidas Curativas hablaba acerca del poder de la dieta sobre diferentes enfermedades, diabetes, quistes, males renales, varios padecimientos en diferentes niveles de gravedad fueron curados a base de dotar a los pacientes de dietas específicas que contenían aquellas sustancias que al cuerpo humano le faltaban para estar sano.

Tal vez, en cierta medida, esta sea una práctica similar a la que dicen se realiza en la medicina alternativa mexicana que se lleva a cabo en Yucatán. En esta entidad enclavada en una zona de mar turquesa en el Golfo mexicano existe la Organización de Médicos Indígenas Mayas de la Península de Yucatán (OMIMPY) “dedicada al rescate y desarrollo de la medicina tradicional y a la defensa y reivindicación de su conocimiento”.

Aunque en Yucatán existe el servicio de salud pública que otorga el estado con, al menos, 43 unidades médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de acuerdo con la Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana –una extensión de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)— lo cierto es que muchas personas prefieren el uso de medicina alternativa maya.

En una entrevista para el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el médico cirujano José Luis Hernández Marín, aseguró que cuando trabajaba en Cancún –ciudad del estado de Quintana Roo—muchos de sus pacientes eran mayas.

“Había mucha gente trabajadora de la construcción, del servicio doméstico que llegaban a consulta. Yo trataba de entender cómo concebían ellos la enfermedad, a quién acudían antes de llegar a mí, qué tomaban, qué creían, para conocer qué hacen cuando tienen problemas de salud”, aseguró Hernández Marín quien es fundador de la Escuela Abierta de Salud Universalus en Cancún que se dedica a impartir clases de medicina alternativa maya y china.

Mientras que el médico José Luis hace lo propio en Quintana Roo, en Yucatán la OMIMPY quiere ir más allá de la educación y busca que la medicina alternativa maya se considere una herramienta alterna al sector institucional, para la atención de las etnias.

Desde el 2002 cuando se realizó la Quinta Cumbre de Presidentes Centroamericanos la OMIMPY demandó que se legislara a favor de sus prácticas y conocimientos naturistas, pero bajo las recomendaciones expuestas por las organizaciones Mundial y Panamericana de la Salud y la Internacional del Trabajo.

En diciembre de 2015 Eduardo Batllori Sampedro, representante de la Secretaría de Desarrollo y Medio Ambiente del gobierno del estado de Yucatán (Seduma), comentó que la institución que él representa mantenía una colaboración con el Centro de Investigación Científica de Yucatán para establecer un banco de germoplasma de la herbolaria maya en un área de reserva de mil 300 hectáreas que pueda generar estrategias, financiamientos y formas de administración que permitan cuidar las plantas medicinales, reproducirlas, mantenerlas, así como ser un sitio en el que se realice investigación científica y desarrollo tecnológico.

La iniciativa del gobierno estatal parece hacerle segunda al proyecto del agricultor de origen maya, Nemesio Magaña Dzul quien hace 10 años compró un terreno ubicado en su natal Homún donde plantó más de 50 variedades de plantas que usaba doña Liboria, su madre, para curarlo a él y a sus hermanos con infusiones y otros remedios que para él eran muy efectivos. El proyecto de Nemesio se convirtió en un negocio formal bajo el nombre de Productos Maya, Medicina Tradicional.

En una entrevista con la agencia informativa Notimex, Nemesio explicó que la medicina tradicional maya está hecha para tratar desde un resfriado hasta diabetes, colesterol alto, cálculos renales y problemas con la próstata.

Don Nemesio finalizó al asegurar que al igual que la medicina alópata, la medicina alternativa maya también requiere de la voluntad y la perseverancia de quien la usa para poder llevar el tratamiento tal y como se requiere, pues de lo contrario puede no dar los resultados esperados.

Aunque hay muchos mitos alrededor de la medicina alternativa maya  tal vez lo más recomendable sea probarla y ver qué tan funcional es en realidad sin darle un ángulo místico porque finalmente, como el Comidas Curativas es lo que comemos o los tés que bebemos lo que nos puede salvar de que empeore nuestra salud.

Si te interesa conocer más al respecto te sugerimos que te acerques con un especialista médico y para ello indagues sobre clínicas y hospitales más cercanos a ti en Sección Amarilla.

También podría interesarte…

3 visitas virtuales a museos para conocer la cultura maya

Los 5 destinos imperdibles en Yucatán

 

Comments

  1. Ana Palacios

    Yo quiero tratamiento de esta medicinal natural; necesito toda la información, por favor. ¡Muchas Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *