x

Consejos para refrigerar y congelar tus alimentos

Si eres de los que mete los alimentos al refrigerador sin ningún orden sigue leyendo. Todo tiene su lógica: acomodar los insumos en él de forma correcta no solo te ayudará a que éstos duren más sino a que evites enfermedades gastrointestinales e infecciones.

Julia Salinas Ducker, especialista en nutrición, dice que seguir estas reglas evitará la contaminación cruzada y la proliferación de bacterias. “No debemos acomodar todo cómo se nos ocurra porque para eso están los cajones y las puertas”, agrega.

El orden para refrigerar

Lo más frío en el electrodoméstico está de abajo hacia arriba y la temperatura en él es de los 2 a los 8 grados. Las puertas son las zonas menos frías y van de los 10 a los 15 grados.

Se puede controlar el nivel de humedad pero la estructura que debes seguir será la siguiente: 

Almacenamiento seguro y rotación

Julia sugiere guardar carnes, lácteos, guisados y sobrantes como medios ajos, jitomates, cebollas y más en recipientes transparentes y herméticos para que no se mezclen, duren más y no se apeste el interior de tu frigorífico.

Aconseja verificar que esos envases sean de plástico o vidrio de excelente calidad, que no tengan sustancias dañinas y que, de preferencia, tengan sistema de fechado para tener mayor control del tiempo que estarán adentro.

“También recomiendo el método de Primeras entradas, primeras salidas que consiste en que lo primero que metas es lo primero que saldrá en un sistema de rotación”, dice. Por ejemplo, si compras yogurt pero te sobra un poco de otro debes dejar el nuevo atrás para que termines con el más antiguo.

Más tips para carnes pescados

Los pescados y las carnes deben meterse en tuppers o refractarios de cristal, y no dejarse en la charola de unicel. Hay que dividir los cárnicos y productos del mar en porciones por cada miembro de la familia en casa. Éstas deben ser de 80 gramos para los niños y de 100 a 120 para los adultos.

Lo anterior funcionará tanto para refrigerar como para congelar. Una carne que ya pasó por este proceso ya no puede volver a congelarse, advierte así que deberás dejar abajo lo que vayas a cocinar pronto. Los pescados y mariscos duran en congelación tres semanas y las carnes un mes, aunque lo ideal es que los consumas frescos.

Otros consejos útiles

Dos sugerencias de esta especialista es que si vives en una zona fría o templada puedes almacenar los huevos a temperatura ambiente. Las frutas y verduras sin pulpa también pueden conservarse gélidas. Las uvas heladas son un snack saludable.

Julia agrega que es un mito que debas dejar enfriar los guisados antes de su refrigerarlos. “Es ideal esperar un poco pero eso sí, debes taparlos herméticamente”, propone. “Lo que está en el congelador migrará hasta abajo del refri y luego de ahí se pasará a calentar. Se debe planear qué hacer con cada alimento para no romper esta cadena de frío”, dice.

La duración promedio de algo cocinado es de una semana e invita a recordar que hay guisados que deben recalentarse antes de ese periodo para evitar que se agríen, como es el caso de los frijoles.

¿Qué tal? ¿Te fueron de utilidad estos consejos?

Agradecemos a Tupeprware Brands México y a PR Experience su apoyo para esta nota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *