x

Cuatrociénegas, como mar en el desierto

Nuestro país se encuentra dentro de los primeros lugares en diversidad biológica en el mundo, pues alberga casi un décimo de todas las especies del planeta, muchas de ellas únicas.

Entre los múltiples  lugares turísticos naturales  que tenemos para presumir,  se encuentra el Valle de Cuatrociénegas ubicado en el estado de Coahuila. Se trata de un Área Natural Protegida desde 1994; cuenta con uno de los humedales más importantes de México, que se conforma por más de 200 pozas, ríos, lagunas, manantiales y cienegas. Es en pocas palabras, un Pueblo Mágico con una zona de albercas naturales cristalinas en medio del desierto, donde los visitantes pueden nadar y bucear, además de practicar ciclismo de montaña, pesca, campismo y rappel o, si lo prefieren, fotografía de paisaje.

Ubicado en la región centro del desierto de Coahuila el Valle de Cuatrociénegas posee opciones para todos los gustos. Cuenta con monumentos históricos par a visitar como el Templo San José, construcción de finales del siglo XIX; la Escuela Benito Juárez construida en 1900, y el Palacio Municipal levantado por orden de Venustiano Carranza en 1918.

Otros de sus atractivos turísticos, además de sus albercas naturales como la Poza de La Becerra y El Nogalito y sus construcciones, son los balnearios Escobedo, Entronque y El Mezquite.

Cómo llegar: desde Monclova toma la carretera número 30 hacia Villa Frontera y San Buenaventura, luego de recorrer 83 kilómetros llegarás a este interesante lugar.

Foto: José Jímenez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *