x

Por el Derecho a Morir con Dignidad

Quizá muchos elegimos no pensar en la muerte, en el día en el que tengamos que partir; sin embargo, es un suceso inevitable. Por el Derecho a Morir con Dignidad es una asociación civil fundada en el 2007 que promueve, como lo dice, una muerte digna de acuerdo al concepto y reglas morales de cada uno de nosotros.

Morir con dignidad

Este movimiento es consciente de que, en algunas ocasiones, la edad, algún accidente o enfermedad degenerativa pueden llevarnos a “vivir” de una manera que jamás imaginamos. Y aunque la elección siempre es nuestra, podría llegar el momento en el que no tengamos las capacidades de decidir y nuestros familiares tengan que hacerlo, eligiendo, así, una opción que no nos hubiera gustado.

Es por ello que la lucha para morir con dignidad promueve la aprobación legal de la eutanasia y el suicidio asistido. En realidad, la única diferencia entre ambas es que la eutanasia es realizada por un médico, mientras que en el suicidio asistido se prescriben medicamentos y el paciente elige el momento para tomarlos.

“Morir con dignidad es morir de la mejor manera posible de acuerdo con los valores individuales”, asegura Carmenza Ochoa. La vida no es vida sin la muerte, son inseparables, entonces, ¿por qué tanto tabú?

En Latinoamérica, el único país que ha legalizado la eutanasia es Colombia, y Europa no va por un mejor camino. En la mayoría de los países, la condena por realizar estas prácticas es igual a la de homicidio culposo y solo en algunos lugares se reduce un poco, debido a la condición compasiva de la acción.

Voluntad anticipada

En México, la eutanasia o suicidio asistido en favor de una muerte digna no es legal; sin embargo, contamos con algo llamado Voluntad Anticipada. ¿De qué se trata? Es un documento en el que estableces tus deseos en el futuro, cuando la muerte está cerca.

Puedes elegir si quieres o no tratamientos, reanimación o alguna otra práctica para mantenerte con vida a toda costa. Posee algunas limitaciones y especificaciones que explicaremos a continuación, pero, sin duda, es indispensable que la conozcas, si has decidido qué es lo que quieres para el futuro.

“Muchas veces, cuando el paciente ya no puede expresarse, termina convirtiéndose en un esclavo de los seres queridos”, señala Faye Girsh “Por esto, siempre es mejor incluir a la familia en todo el proceso, al final, esto les ayudará a asimilar la muerte de mejor manera”, comenta la especialista Faye Girsh.

Opiniones encontradas

Alrededor del mundo, las opiniones en torno a morir con dignidad son opuestas y México no es la excepción. De acuerdo con una encuesta nacional realizada por la Asociación por el Derecho a Morir con Dignidad, el 71.3% de los mexicanos estaría de acuerdo en reformar la ley para permitir que los enfermos puedan recibir ayuda para terminar con su vida, si así lo deciden.

“Es extraño que las encuestas muestren un nivel tan alto de aceptación para la muerte asistida, pero, paradójicamente, que aquellas personas no piensen ni hablen de la muerte” Apunta Amparo Espinoza Rugarcía, Presidenta de la DMD, México

Esto debido a que el porcentaje de personas que asegura haber pensado en su muerte o hablado de ello con alguien es muy bajo; de hecho, las cifras se encuentran debajo del 10%.

“El verdadero objetivo del movimiento Por el Derecho a Morir con Dignidad es el respeto, que se asuma el derecho de cada persona de elegir cómo morir. El hecho de que se acepte esta ley no quiere decir que todos vayan a recibir la eutanasia, sino que se podrá brindar legalmente la oportunidad a quien lo desee de esa manera.” Asegura Asunción Álvarez del Río

Por si lo has pensado o no, vale la pena darle una revisada a lo que queremos, cómo lo queremos y, claro, comenzar a cambiar nuestro pensamiento para fomentar ese respeto al prójimo. La muerte está ahí presente desde el momento en el que nacemos así que, démosle el lugar que merece.

También podría interesarte…

Resumen
Nombre de artículo
Por el Derecho a Morir con Dignidad
Descripción
Un tema que nos interesa a todos y sobre el que no debe darnos pena ni miedo hablar
Autor
Propietario
Sección Amarilla

Casi licenciada en Letras Clásicas, amante del café, la literatura, la escritura y la música. Distraída. Futbolista de domingos.

Comments

  1. Javier_Loop

    Yo tengo una enfermedad crónico degenerativa, y a pesar de que actualmente me encuentro estable, es necesario que me ponga a pensar un poco en este tema. Realmente es difícil porque en este momento le estoy echando muchas ganas para no padecer en el futuro, sin embargo no estoy exento de que en cualquier momento esto se agrave, gracias a ti y a todo tu equipo por los artículos tan interesantes que publican.

  2. María Fernanda Martínez Contreras

    Hola Javier, que gusto que estos textos te sirvan. Échale muchas ganas y amor a tu vida, ninguno de nosotros tiene asegurado nada y lo mejor es vivir cada día al máximo. Si hay algún otro tema que te inquiete o te resulte interesante, no dudes en escribirnos. ¡La mejor vibra para ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *