x

Dermatitis herpetiforme, signo de la intolerancia al gluten

La dermatitis herpetiforme es un padecimiento en la piel que está relacionado a la sensibilidad al consumo de gluten y a la enfermedad celiaca, una fase más avanzada de la intolerancia a dicha proteína presente en cereales como trigo, cebada y centeno.

¿Qué es la dermatitis herpetiforme?

Dermatitis herpetiforme, signo de la intolerancia al gluten

La dermatitis herpetiforme se caracteriza por la erupción de ampollas y otras pequeñas protuberancias en la piel, principalmente en los codos, espalda baja, nalgas, rodillas, parte posterior de la cabeza, cara, cuello y nuca.

Su aparición se asocia con la presencia de anticuerpos IgA (antiendomisio y antitransglutaminasa) en el organismo, reacción del organismo a la intolerancia al gluten o a una fase más avanzada llamada enfermedad celiaca.

De acuerdo con nuestra nota ¿Qué es el gluten y quiénes no deben consumirlo?, esta sensibilidad se puede diagnosticar a través de los siguientes estudios:

  • Análisis de sangre
  • Examen físico
  • Biopsia intestinal

Al ser la dermatitis herpetiforme una manifestación objetiva de la intolerancia al gluten, son pocas las ocasiones en las que se le vincula con padecimientos digestivos, por lo que es difícil de detectar y se confunde con otras enfermedades de la piel.

Características de la dermatitis herpetiforme

Dermatitis herpetiforme, signo de la intolerancia al gluten

  • Comezón y ardor en la piel afectada.
  • Afectación al interior de la nariz o boca de los adultos.
  • Lesiones púrpuras en las palmas de las manos de los niños.
  • Afectación en los genitales de los adultos.

Para descartar otro tipo de enfermedad, es importante realizarse las siguientes pruebas que determinarán si se trata de dermatitis herpetiforme.

  • Biopsia cutánea: estudio que retira células o muestras de piel para analizarlas.
  • Estudio inmunológico: reconoce anticuerpos IgA (antiendomisio y antitransglutaminasa) en el organismo.
  • Estudio digestivo: toma una pequeña parte del intestino delgado para saber si cuenta con alguna alteración característica de la intolerancia al gluten.

¿Cómo tratar la dermatitis herpetiforme?

Dermatitis herpetiforme, signo de la intolerancia al gluten

Al ser la dermatitis herpetiforme un signo de la enfermedad celiaca, la manera más sencilla de controlarla es dejando de consumir gluten.

Es decir, lo mejor será dejar de comer harina de cereales como el trigo, la cebada y el centeno en todas sus variantes: pastas, pan, tortillas de harina, pasteles, cerveza, galletas, margarina, pizza, embutidos o leche en polvo.

Los resultados de este primer paso pueden tardar mucho en reflejarse, por lo que si la persona padece una etapa muy avanzada de dermatitis herpetiforme, el tratamiento podría apoyarse de la farmacología.

Existen algunos antibióticos y antiinflamatorios que ayudan a suprimir la respuesta al gluten en la piel, por lo que un tratamiento temporal ayudaría a disminuir la presencia de estas ampollas y demás protuberancias.

Algo muy importante a resaltar es que antes de tomar decisiones en cuanto a la alimentación o medicación, se recomienda asistir con un experto para que haga un diagnóstico certero y sea este quien lleve a cabo los ajustes necesarios.

Fuentes:

  • “Medicina Interna, Volumen 1” de William N. Kelley.
  • “Dermatitis” de Ma. Rosario Trinidad Ayela Pastor.

Te podría interesar:

Ahora que sabes lo que es, ¿conoces a alguien que pueda padecer dermatitis herpetiforme?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *