x

¿Qué pasa con las deudas de un fallecido en México?

Ha fallecido alguien cercano a ti y tal vez aún no has superado el trago amargo… Es muy complicado hacerlo, pero, para ayudarte, hemos hecho algunos artículos que te pueden servir.

Pese a ello, debes saber que la historia no termina ahí, pues es común que las personas dejen tareas pendientes, como el pago de algunas deudas.

Si estás en un caso similar, sigue leyendo para que encuentres la mejor manera de solventar las deudas de un fallecido en México.

¿Cómo saldar las deudas de un fallecido en México?

Wolfgang Erhardt, vocero nacional del Buró de Crédito, recomienda, como primer paso, tramitar el acta de defunción de la persona tan pronto se pueda, pues será útil en ese momento y para futuras gestiones.

Una vez obtenida, la persona interesada en terminar la deuda debe acudir a las instituciones con las que el fallecido contrajo la misma avisar de lo ocurrido.

Tras corroborarse la información se concluirá el contrato y el adeudo dejará de existir.

Las deudas que se adquieren con instituciones financieras o comerciales, por lo general, incluyen un seguro de vida.

El propósito de este seguro es cubrir el resto de la deuda adquirida por la persona que ha fallecido. Por lo tanto, esta no se “heredaría” a alguien más.

Por el contrario, si hay un bien involucrado en el contrato, este será heredado libre de deuda al (los) beneficiario(s).

En resumen, con este tipo de créditos no hay mayores complicaciones, pues existe un seguro que salda la deuda.

Sin embargo, Amanda Salinas, vocera de Resuelve Tu Deuda México, recomienda acercarse a la institución emisora del crédito y revisar el contrato para conocer sus cláusulas y ver qué aplica en cada situación.

La historia cambia si…

Aunque, en general, las deudas de un fallecido en México no se traspasan, vale la pena mencionar los casos en los que sí será asumida por otra persona.

Al respecto, Erhardt menciona que esto ocurre si existe una persona que aparece como coacreditado del financiamiento.

En tal caso, al firmar el contrato, este también adquirió la responsabilidad de la deuda y, por lo tanto, las obligaciones de seguirla pagando.

Por su parte, Salinas agrega que se traspasan aquellos préstamos formales que cuentan con un aval, obligado solidario, o aquellos que son un crédito mancomunado.

Además de los que, por testamento, designan a un albacea, o bien que, sin haber un documento que manifieste la voluntad del finado, un juez designe a un administrador.

De igual manera, una deuda se “traspasa” en casos en los que una persona con una tarjeta de crédito adicional sigue usando el crédito de un fallecido.

En este caso, el seguro mencionado cubrirá la deuda del fallecido hasta el día de su muerte.

Las transacciones efectuadas después de esa fecha deberán ser liquidadas por el usuario del crédito.

Es por eso que una de las recomendaciones de los expertos es cancelar la tarjeta de crédito y solicitar una nueva, con un nuevo contrato.

Qué pasa con las deudas de un fallecido en México

¿Cómo sé si la persona fallecida tenía deudas?

Por lo general, las personas son plenamente conscientes de sus deudas, no obstante, hay veces en las que prefieren mantener esto oculto.

Si quieres investigar qué deudas tenía, para pedir a las instituciones comerciales o financieras que las liquiden, una de las recomendaciones básicas es revisar en los documentos y correspondencia del fallecido.

Es posible que en ellas haya un mensaje o recibo que dé pie a descifrar que existe una deuda que deba cancelarse.

En segundo lugar, puede hacerse una solicitud de Reporte de Crédito especial al Buró de Crédito para conocer los créditos con los que cuenta o ha contado la persona y, de nuevo, acudir a cancelarlos.

Para el caso del SAT, lo recomendable es iniciar una cancelación del RFC de la persona fallecida.

Sin embargo, Amanda Salinas recalca que si existen “adeudos fiscales, podrían cobrarse de la herencia que dejó el finado. En ese caso, el albacea sería el responsable de liquidar las obligaciones con dicho patrimonio…”.

Vale la pena mencionar que cualquier persona puede canelar las deudas de un fallecido en México, no es forzoso ser su familiar.

Solo deberá presentarse la documentación necesaria para cada trámite.

Es mejor estar prevenido para tratar adecuadamente las deudas de un fallecido en México

La muerte de una persona no se puede predecir, no obstante, para hacer menos complejo el proceso de cancelación de deudas de un fallecido en México, los expertos comparten las siguientes buenas prácticas.

El vocero nacional del Buró de Crédito apunta que es mejor no esperar a que haya una tragedia y sugiere tener todos los documentos financieros en orden, para que los familiares tengan acceso a ellos para cancelar deudas o cobrar herencias.

Por su parte, Salinas señala que es útil avisar a una persona de confianza sobre la ubicación de la documentación crediticia y fiscal por si llega a necesitarse.

“También es indispensable revisar el estatus de los contratos para saber cómo procederá la institución en caso de que faltes y si es necesario dejar a un responsable”, agrega la vocera de Resuelve Tu Deuda.

Como puedes ver, una persona no estará obligada a pagar las deudas de un fallecido en México, salvo que esté involucrado en el contrato.

En caso de que se te obligue a hacerlo, puedes acudir con PROFECO, si es que se trata de una institución comercial la que te fuerza a pagar, o bien, a la CONDUSEF, si es una institución financiera.

TE PUEDE INTERESAR:

¿Cómo superar la pérdida de un ser querido?

¿Cómo hablar de la muerte con los niños?

¿Qué es y cómo enfrentar el duelo?

Organízate, prevé y evita pasar momentos de frustración. Si te quedaste con alguna duda para saldar las deudas de un fallecido en México, escríbenos para investigarlo y darte una respuesta.

Si te quedaste con alguna duda para saldar las deudas de un fallecido en México, escríbenos para investigarlo y darte una respuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *