x

Día de muertos en Ocotepec, Morelos

Sin duda, Ocotepec es uno de los mejores destinos morelenses para vivir el Día de Muertos. Y es que este antiguo poblado ubicado a tan sólo tres minutos de Cuernavaca cuenta con una milenaria tradición en donde el culto a los fieles difuntos es sinónimo de riqueza cultural y religiosa.

En este lugar se cree que los difuntos permanecen en el pueblo ocho días más después del 1 de noviembre, tiempo en el que los espíritus recorren los sitios que acostumbraban en vida y se enteran de lo que ha pasado en el mundo de los vivos. Esta celebración comienza en el cementerio del municipio, el cual se distingue por ser un ejemplo de arquitectura funeraria mexicana y en donde se reúnen las familias de los fieles difuntos para arreglar y decorar las tumbas de sus seres queridos.

La tradición establece llevar un cirio que alumbrará el camino de los espíritus hasta su casa así como adornar el camino del panteón al hogar con pétalos de flores y velas para, de este modo, guiar el alma del ser querido hasta la fiesta que se ha preparado en su honor. Las casas se visten de colores, aromas y sabores con las ofrendas nuevas; ofrendas levantadas en honor a quienes fallecieron recientemente y las cuales recrean el cuerpo del difunto vestido con ropa nueva; alrededor se colocan calaveras de azúcar y los platillos predilectos del familiar.

Por la noche las campanas de la iglesia repican anunciando la llegada de los difuntos, mientras que en las calles podrás encontrar todo tipo de puestos ofreciendo pan de muerto recién horneado, flores, inciensos, calabazas artesanales, veladoras y golosinas.

 

Fuente: VisitMexico 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.