x

Física, virtual y aumentada: tres realidades para experimentar

Con el regreso a los escenarios de la realidad virtual y el gradual posicionamiento de la realidad aumentada, la realidad física, donde se crearon las otras dos, se ha expandido, pero ¿sabes cuál es la diferencia entre realidad virtual, aumentada y física?

Ya no solo es lo que ves. Ahora puedes probar mundos creados con tecnología o recibir información virtual de los lugares y los objetos. ¿Cómo? Mediante la pantalla de tu smartphone o a través de unos lentes o un visor adaptado. Tu realidad hoy en día no termina en lo que las leyes de la Física apuntan, sino en donde tú digas ‘basta’.

¿Cómo se definen?

La realidad física es el mundo en el que tú y las cosas ‘existen’. Lo que no es mental, lo que no es virtual, lo que no es pixel. Según la definición de la corriente materialista: todo aquello que podemos ver y tocar.

La realidad virtual es un entorno construido en computadora, que pretende igualarse al mundo físico en cuanto a la manera de interactuar con él. Puede ser imaginario o basado en lo real y entras utilizando un dispositivo tecnológico.

La realidad aumentada es cuando utilizando un visor a una pantalla, podemos ver información adicional que ha sido programada para desplegarse ante nuestros ojos, tanto sobre la realidad física como sobre la realidad virtual.

Y… ¿las 3 en una?

Necesitaría un visor de realidad virtual móvil, que además tenga opciones de realidad aumentada (quizá utilizando la cámara de tu smartphone). ¿Cuáles serían las posibilidades?

Imagino que en el futuro, podré ir caminando por algún museo viendo la realidad física a través de un dispositivo: los bustos, las esculturas, la salida de emergencia. Luego, en una de las columnas, descubrir una puerta en realidad aumentada custodiada por un centauro también digital, una puerta que se ha programado para aparecer sobre el mármol real y un centauro de holograma que me invita a cruzarla.

Al dar clic sobre la puerta, me envuelve una experiencia de realidad virtual. Mi cuerpo físico sigue en el museo, pero yo estoy con mi yo virtual que va de pie sobre una tabla voladora, surfeando en el aire y esquivando monstruos mitológicos, nubes, aves imposibles. Cuando el paseo termina, distingo la puerta, aunque esta vez sería una puerta en realidad virtual aumentada, ya que es una información adicional sobre el mundo virtual. Al dar clic, regreso a la realidad física: otra vez los bustos, las esculturas, el guardia del museo… ¿No sería simplemente increíble? Se podría volver infinito.

Algunos futurólogos hablan de que así es como el concepto de hiperrealidad tomará más sentido que nunca. Jean Baudrillard, Daniel J. Boorstin y Umberto Eco usaron este término para referirse a mundos reales construidos con base en la ficción (como Disneylandia). Considerando que se entiende como la incapacidad de distinguir lo real de lo fantástico, especialmente en sociedades tecnológicamente avanzadas en las que los medios de comunicación manipulan lo que pensamos y sentimos, es fácil comprender por qué este mix de realidades de las que hablamos refiere a esa idea.

Un cortometraje

El diseñador japonés Keiichi Matsuda hizo un cortometraje titulado precisamente Hyper-Reality. Ahí muestra sus visiones y preocupaciones sobre un mundo en el futuro lleno de virtualidades que saturan todos los espacios.

HYPER-REALITY de Keiichi Matsuda en Vimeo.

Fuentes: km.cx.

Conoce las empresas mexicanas que generan contenidos de realidad virtual y aumentada y que han convertido la experiencia inmersiva en modelo de negocio.

También te puede interesar: Entretenimiento para fiestas infantiles con realidad virtual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *