x

¡Dile adiós a los mitos dentales!

Hay cientos de productos y mitos dentales, pero no todo es como se escucha. Te platicamos aquí algunos de ellos para que tu visita al dentista sea más relajada.

Elimina los mitos dentales con información

El bicarbonato de sodio

Todos hemos escuchado maravillas del bicarbonato de sodio, que si deja impecable la ropa, que si limpia el metal, que si blanquea los dientes… Pero, ¿en realidad los blanquea?

Sí, en efecto, el bicarbonato de sodio ayuda a tener una sonrisa más blanca, pero es excesivamente abrasivo, y si lo usas de manera frecuente puede dañar el esmalte y debilitar los dientes, lo cual generaría muchos más problemas.

mitos dentales

Las 3 lavadas

Pues, en realidad no tienes que lavarte los dientes tres veces al día, sino 30 minutos después de cada alimento. Esto es una locura, porque luego andamos comiendo snacks a todo momento o, por el contrario, comemos solo una o dos veces al día.

El chiste es armar hábitos para mantener saludable el cuerpo y dejar de actoar en función de mitos dentales.

La ida al dentista

No, no debes ir cada que te duele algo, ya que la falta de revisión hace que cuando detectes los problemas ya estén muy avanzados y la “maquinita del mal” sea necesaria.

En teoría debes ir a revisión cada 6 meses, de este modo evitarás tratamientos costosos, extensos y dolorosos.

mitos dentales

Más mitos dentales

Dulces y caries

La realidad es que todo produce caries; sin embargo, los dulces aumentan la acidez en la boca y favorece la aparición de las terribles caries. Así que, si no quieres andar tapándote las muelas, lo mejor es que te laves los dientes después de comer algo dulce.

¿Que hay del tipo del cepillo en los mitos dentales?

Hay mucha oferta en el mercado; sin embargo, lo ideal es cepillar los dientes con un cepillo suave del número 35, y al momento de realizarlo no debes mojar el cepillo, ya que reduce la efectividad del cepillado.

Ojo, el cepillo se cambia cada 3 meses, no abuses ni intentes “sacarle más provecho” que puede salir contraproducente.

Agradecemos a la dentista Rocío Armida por la colaboración para la realización de este texto.

10 cuidados para tu cepillo de dientes

¿Es necesario el enjuague bucal?

Para nada, este producto no es indispensable. Sí ayuda a remover la placa dentobacteriana, pero solo es un auxiliar en la higiene bucal. Así que, no aplica eso de solo usar enjuague y evitar el cepillado.

El mito del clavo…

Este es otro de los grandes mitos dentales, que, para nuestra sorpresa, no es mito, es realidad.

No sé ustedes, pero a mí me ha agarrado el dolor de muelas insoportable muy lejos de una farmacia, además, nunca está bien eso de automedicarse. Pero, platicando con la dentista les confirmo que el viejo truco del algodón con alcohol y clavo (la especia, no vayas a arrancar uno de la pared) sí funciona como analgésico aunque no sustituye a un antibiótico o a un desinflamatorio.

Ahora sí, el cuidado de tus dientes está, literalmente, en tus manos. No dejes para después una revisión. No uses tu cepillo por meses y meses. No te saltes la higiene bucal y, por favor: ¡No muerdas objetos ni abras botellas con ellos! Son pequeños, pero tan importantes como el resto de tu cuerpo.

También podría interesarte…

10 cuidados para tu cepillo de dientes

¿Conoces otros mitos dentales? Platícanos de ellos

Casi licenciada en Letras Clásicas, amante del café, la literatura, la escritura y la música. Distraída. Futbolista de domingos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *