x

Dónde comer en la Central de Abasto de la CDMX: ruta tragona

Si quieres saber dónde comer en la Central de Abasto sigue leyendo. Este que es el mercado más grande del mundo ofrece delicias a precios justos y con mucho sabor.

La Ciudad de México tiene mucho por ofrecer tanto a los tragones locales como a los que se animen a conocerla a través de su comida y las personas que la preparan. ¿Listo para disfrutar?

Ruta tragona: Dónde comer en la Central de Abasto

La Poblanita

Sabores caseros en una diversidad de tacos de guisado exquisitos. Desde hace 35 años, Domingo Rogelio Ramírez Flores y Rosa González Abad comenzaron este negocio. Mis favoritos son los de mole, los de tortitas de papa y los de moronga.

Pasillo WX-4 en Frutas y Legumbres

Dónde comer en la Central de Abasto de la CDMX: La Poblanita Foto_ Mariana Castillo

Dónde comer en la Central de Abasto de la CDMX: La Poblanita Foto_ Mariana Castillo

Carnitas Estilo Michoacán

La carne de cerdo preparada con la receta tradicional del poblado de Quiroga te hará salivar. Es muy difícil decirle que no a un buen taco de jugosas carnitas, con tu salsa preferida.

Pasillo MN-4 de Frutas y Legumbres

Tlacoyos Martha

La especialidad de Martha Arellano son las gorditas, a las cuales terminaron nombrándolas “tlacoyos” para que los chilangos pudieran pedirlas con familiaridad. Tres décadas respaldan su calidad. Hay de haba y frijol. No olvides ponerles salsita con chile manzano, ese toque infaltable.

Nave Azul del sector Flores y Hortalizas

Dónde comer en la Central de Abasto de la CDMX: Tlacoyos Martha Foto: Mariana Castillo

Dónde comer en la Central de Abasto de la CDMX: Tlacoyos Martha Foto: Mariana Castillo

Villa Guerrero

Tacos y tortas son el menú de este local. La diferencia fundamental para las segundas es que usan pan casero y tiene buena calidad. Y los tacos de cabeza son la sugerencia para los amantes de este platillo callejero icónico de la capital.

Nave Azul del sector Flores y Hortalizas

La Guadalupana

Esta taquería está abierta desde que se fundó la Central. Ahí se pueden comer los clásicos tacos “centraleros”, es decir, que llevan más guarniciones que ingrediente principal. Mi consejo es que pidas los campechanos, con chorizo; o los de chuleta, con sus acompañamientos: frijoles bayos, nopales, papa y pico de gallo. Hay jugos de frutas naturales.

Pasillo I- J de Frutas y Legumbres

Dónde comer en la Central de Abasto de la CDMX: La Guadalupana Foto: Mariana Castillo

Dónde comer en la Central de Abasto de la CDMX: La Guadalupana Foto: Mariana Castillo

La Tapatía

Este restaurante ofrece platillos típicos mexicanos y tiene variedad para elegir. Te recomiendo las enmoladas y, sobre todo, pregunta qué especiales tienen en el día.

Pasillo 3 casi esquina Frutas y Legumbres

Tip: si ya te gastaste todo tu dinero haciendo la compra, el Comedor de la Central de Abasto sirve entre 1500 y 2000 comidas diarias y está abierto a todo público. El costo de cada una es de $10.00 pesos. Su objetivo es ofrecer comida balanceada y con sabor casero.

Dónde comer en la Central de Abasto de la CDMX: La Tapatía Foto: Mariana Castillo

Dónde comer en la Central de Abasto de la CDMX: La Tapatía Foto:Three Monkeys

¿Sabías qué en los pasillos de la Central de Abasto hay alrededor de 15 mil diferentes productos regionales y que ahí trabajan más de 90 mil personas diario?

Más información:

Facebook: centraldeabastocdmx

También puede interesarte

Murales en la central de abasto de la CDMX

Mercados y tianguis: esencia de la cultura mexicana

Un domingo en el mercado Lucas de Gálvez en Mérida

¿Qué tal? Ahora que sabes dónde comer en la Central de Abasto de la CDMX quizá te animes a recorrerla.

Agradecemos a Three Monkeys su apoyo para esta nota.

Periodista de viajes y comida con 10 años de experiencia. Fanática del mezcal, la música y las artesanías. En este blog te cuento algunas de mis travesías y más sobre las cocinas de México y el mundo. A través de historias, fotografías y videos me encantará que conozcas personas y lugares. ¿Qué te gusta comer y hacer?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *