x

Dulces tradicionales mexicanos

Cocadas, trompadas, tamarindos, palanquetas, morelianas, alegrías, glorias, gaznates, nueces garapiñadas, natillas y más son sólo una probadita del amplio inventario de manjares dulces tradicionales mexicanos elaborados en la República Mexicana.

Si bien en la época prehispánica existían algunos que eran elaborados con miel, de caña de maíz o de mezquite, las recetas más entrañables son una mezcla sincrética de culturas, que tuvieron un gran auge durante el periodo colonial.

Su parafernalia incluye una serie de técnicas de conservación, preparación y almacenamiento, así como utensilios específicos parte de la tradición culinaria mexicana.

Una historia que resiste

Cazos de cobre, palas, ollas y más se mantienen en uso y tratan de resistir el paso del tiempo, pues si bien los dulces tradicionales tienen un sabor a nostalgia, buscan perpetuar su continuidad por generaciones.

La elaboración de dulces tradicionales es una actividad que sostiene a muchas familias, y a pesar de que los vemos en las ferias y plazas, parques y calles, su consumo compite con los dulces industriales, que se venden en los supermercados o tiendas con grandes campañas publicitarias.

Un dulce tradicional tiene ventajas nutricionales respecto a otros pues son elaborados con productos naturales y de la región, que aportan proteínas (en el caso de los que llevan leche o ingredientes como el amaranto), o ácidos grasos esenciales (para el caso de los que tienen semillas), sólo por mencionar algunos ejemplos.

Así que, consume dulces tradicionales mexicanos y llévate en cada bocado un pedacito de tu cultura y tradición. Ahora que los niños están de vacaciones piensa que pueden ser una alternativa para enseñarles más de su cultura con ricos sabores.

¿Cuáles son tus favoritos?

Fuentes: conaculta.gob.mx y museoculturaspopulares.mx

También puede interesarte

Dulces tradicionales Mina Kim, legado de cariño y sabor en Yucatán

Dulces Constanzo y Trashumante, delicioso San Luis Potosí

6 bebidas tradicionales de cacao de Tabasco que quizá no conocías



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.