x

Dzibilchaltún, la zona arqueológica en Yucatán con cenote incluido

Dzibilchaltún

Dzibilchaltún se localiza a escasos 30 minutos de Mérida y es una de las tantas zonas arqueológicas que abundan en el estado. Además de ser hermosa, es popular por el gran espectáculo natural que ofrece cuando entra la primavera. La arquitectura permite apreciar el fenómeno solar en el que “la sombra del dios” camina hacia el frente en señal de la nueva estación.

Bueno, a lo que vamos, me lancé a este lugar para contarte mejor de qué se trata y desde ya te digo que no enamorarse de este Dzibilchaltún, es imposible.

Zona Arqueológica Dzibilchaltún

El nombre de Dzibilchaltún es de origen maya y está conformado por cuatro vocablos que en conjunto significan “lugar donde hay escritura en las piedras planas”.

A diferencia de zonas como Chichen Itzá, en esta aún puedes subir a las pirámides y, aunque los escalones son un poco empinados, vale la pena subir para contemplar el área desde las alturas. La vista es realmente impresionante.

Dzibilchaltún

Foto: Fernanda Martínez

En la plaza central, además de encontrar la construcción más alta, podrás descubrir el choque cultural entre la cultura prehispánica y la religiosidad católica que arribó de la mano de los españoles. Desde la cima de la pirámide notarás de frente el edificio 44, una de las construcciones más largas en Mesoamérica con 130 metros y del lado izquierdo, una capilla abierta que data de entre 1590 y 1600, mientras que las edificaciones más antiguas datan del 600 d.C.

¿Te acuerdas que te conté sobre algunas zonas arqueológicas para recibir el equinoccio de primavera? Bueno, pues en Dzibilchaltun te recomiendo visitar el Templo de las 7 muñecas. Se estima que fue construido en el 750 d.C. y posee una alineación casi perfecta con los puntos cardinales, por lo que su función debió haber sido calendárica y astronómica.

Dzibilchaltún

Foto: Fernanda Martínez

El increíble cenote de Dzibilchaltún

Entre escalinatas y caminos áridos, me topé con el famoso cenote del Dzibilchaltún, Xlakah. Entre árboles y con la pirámide se ubica este cenote a nivel de piso que es lo más cercano a la definición de oasis que he presenciado.

Sus aguas son de color turquesa y azul que contrastan perfecto con el verde y blanco de las flores de loto que cubren parte de su superficie. Preparada con traje de baño, me sumergí en sus aguas que, a pesar de estar frías o quizá justo por eso, hicieron estremecer mi cuerpo y me refrescaron por dentro y por fuera.

Flotar en Xlakah es realmente relajante. No importa cuánta gente haya, si cierras los ojos pareciera que la antigua espiritualidad maya, permanece en sus aguas. No por nada los cenotes solían ser lugares sagrados para las antiguas civilizaciones. Puedes sumergirte al inicio o la mitad de tu recorrido (yo elegí la mitad) y así, secarte mientras caminas y descubres el resto de la zona.

 

Dzibilchaltún

Foto: Fernanda Martínez

Museo de Pueblo Maya de Dzibilchaltún

Al final de tu recorrido no puedes dejar de entrar a este museo en el que, no solo puedes conocer más a detalle la historia de la zona arqueológica, sino que entenderás mejor el desarrollo de la cultura maya en general.

El museo fue diseñado por el arquitecto Fernando González Gortázar con la intensión de que se integrara al entorno y no tuviera impacto ambiental. De hecho, por fuera pareciera una construcción local que forma parte del paisaje.

Está dividido en cuatro salas de exhibición, la primera resguarda esculturas de asentamientos prehispánicos en Yucatán, Campeche y Quintan Roo; la segunda está dedicada a la arqueología maya y puedes admirar detalles en cerámica que impresionan con su conservación y figuras. La tercera sala está enfocada en la historia de Dzibilchaltún. Aquí entenderás mejor cómo fue que una capilla terminó en la plaza central de un asentamiento maya. Por último, el Solar Maya, en el que hallarás una vivienda típica de la zona rural maya.

Dzibilchaltún

Foto: Fernanda Martínez

Recomendaciones para visitar Dzibilchaltún

Si vas en coche podrás, dejarlo en el estacionamiento de la zona arqueológica; si no, puedes tomar un colectivo con dirección a Chablekal que cobra $8 pesos y de ahí un mototaxi. Pero si son 3 personas o más, la combi te deja a la entrada de la zona arqueológica por tan solo $25 pesos.

Como dije, debes llevar traje de baño, bloqueador y agua. No puedes pasar con mochilas ni bebidas que no sean agua natural, así que no te lleves toda la maleta, solo lo necesario. El bloqueador no está permitido para entrar al cenote.

El recorrido, dependiendo del tiempo que inviertas en el agua, es de aproximadamente 2 horas, por lo que no se venden boletos después de las 16:00 horas. La entrada cuesta $121 pesos para nacionales y es necesario presentar tu identificación. El horario es de martes a domingo de 09:00 a 16:00 horas.

 También podría interesarte…

Grutas de Loltún, otra forma de conocer la historia de la tierra y los mayas

5 lugares que tienes que visitar en el Pueblo Mágico Izamal

Zonas Arqueológicas para recibir la primavera y llenarte de buena vibra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *