x

Descubriendo editoriales de mini libros en México: Parte 1

¿Te has dado cuenta de que en las ferias de libros y en las de artesanías nunca falla el puesto de una o más editoriales de mini libros? ¿Y que hasta en las papelerías de tu colonia siempre hay un huequito para este material?

Su formato miniatura, en el que las medidas no pasan de los ocho centímetros, es el blanco de los que buscan algo curioso y colmado de detalle. Si haces memoria, recordarás que tú o algún familiar tuvieron uno de estos libros ya sea para leer o para jugar (porque su tamaño es lo primero que te invita a hacer). Últimamente al asistir a algunas ferias en la Ciudad de México noté que estos libros miniatura siguen atrayendo a los más chavitos y a aquellos que… hace unos años dejamos de serlo.

En el pasado Remate de Libros en el Auditorio, me acerqué a un puesto para recordar por qué a mí como a otros nos gustaban tanto de niños, y también para averiguar quiénes están detrás de estos mini libros. Así en esta primera parada —sí, habrá más— conocí a Silvia Lucero, expositora de Proyección Cultural Minilibros, editorial mexicana que lleva más de 10 años fabricando libros muy, muy chiquitos que tienen en sus títulos desde El Principito hasta los Chistes de Pepito.

Proyección Cultural Minilibros, una de las editoriales de mini libros en México

Desde sus inicios, esta editorial, ubicada en la Delegación Iztacalco, apostó por la miniatura. Me dice Silvia que fue la poca oferta de formatos pensados para niños lo que los llevó a iniciar con esta tarea, la cual, además lleva un proceso artesanal.

“Solo hay un impresor —explica— y es el que se dedica a hacerlos. Los libros que ofrecemos son cosidos a mano, cada uno, para que se abran fácilmente. Si los niños los toman, no hay problema. Están pensados para uso rudo”.

Debido al proceso que manejan en la editorial, no se pueden dar el lujo de lanzar tirajes numerosos. Los tirajes que tienen son de entre mil y dos mil libros, dependiendo del título. Al final, lo que hacen es sacrificar la cantidad por la calidad, pero igual les funciona, porque los títulos que ofrecen provocan que sean muchos los lectores interesados en sus mini libros.

“Nosotros elegimos los temas, pero también escuchamos las propuestas de la gente que nos conoce y contribuye a la selección. Vamos mucho a escuelas, por ejemplo. Ahí nos dicen más o menos los temas que se buscan a la hora de ir por libros”, platica Silvia mientras empieza a tomar algunos de los ejemplares que tiene en la mesa, donde hay niños y adultos hojeándolos por igual, para mostrármelos.

Chiquitos, pero bonitos

La editorial tiene dos colecciones: una es de libros que miden 6.5 x 6 cm; y otra, de 4.5 x 4.5 cm. Aunque de repente se dan la libertad de sacar libros micros que llegan a medir hasta 3 x 2 cm. A pesar de ser muy pequeños, la tipografía que se usa en todos es legible. “Creemos que estos mini libros son prácticos y fáciles de leer por su presentación. Yo digo que son chiquitos, pero bonitos”, comenta Silvia.

Los temas son diversos. Hay de superación personal, de humor, adivinanzas y hasta de historia.

De El profeta, de Gibran Jalil Gibran a los Chistes de Pepito

“Si te das cuenta—comenta Silvia—, hay muchas editoriales que traen material muy bonito, pero con temas para adultos”. En su catálogo encontré libros que creo cualquiera podría traer en su mochila, bolsa o hasta en la chamarra.

La razón….

Uno nunca sabe cuándo llegará ese momento incómodo en el que debamos salvar una reunión contando un chiste, pero no cualquiera, sino uno poco conocido.

editoriales de mini libros

O cuando tengamos que apantallar o resolver la duda de alguien sobre un personaje célebre como Napoleón o el odiado Hitler.

editoriales de mini libros

Tampoco sabemos cuándo debamos entretener a un chavito con las clásicas adivinanzas o los notables colmos.

editoriales de mini libros

Y menos, cuando tengamos que recordar alguna lección de Gibran Jalil Gibran sobre el amor, la amistad o la muerte.

editoriales de mini libros

Tomar el celular puede sonar como la mejor y única opción para cualquiera de estas situaciones porque ahí es donde el “Todo lo sabe” de Google se encuentra, pero qué pasa si no hay datos, si no hay Wi-fi, peor aún: si olvidaste el móvil. Ahí es donde aparecen los títulos de esta y otras editoriales de mini libros.

¿Por qué siguen con el formato miniatura?

“Este formato es más llamativo, como te decía, por su forma y su proceso artesanal—señala la expositora y continúa—. Lo que nosotros hacemos son libros 100% mexicanos; hay muchas editoriales que se dedican a hacer estos libros, pero no todas son de aquí. La editorial es mexicana y casi no hay quién se dedique a armar libros de este tamaño por el trabajo que conlleva”.

La editorial, me dice Silvia, seguirá haciendo mini libros porque son una forma diferente y hasta divertida de llevar diversos temas a la gente.

Proyección Cultural Minilibros tiene una bodega por el Metro La Viga. No tienen lugar de exhibición, pero constantemente se presentan en ferias de libros o donde los inviten. La próxima vez que visites alguno de estos eventos, pasa a saludarlos y, de paso, a dotarte de estos libros.

editoriales de mini libros

También te puede interesar:

— Esta es la pequeña biblioteca gratuita que se instaló en Santa María la Ribera
– Poetazos: la colección de libros para tener barriga llena, corazón y alma contentos
– Este es el lugar donde sanan los libros que fueron rescatados tras el sismo

¿Conoces más editoriales de mini libros en México?

Pata de perro profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *