x

Educación financiera básica (texto para principiantes)

Educación financiera básica (texto apto para principiantes)

Tener nociones en educación financiera puede traer cambios significativos a tu vida.

En la medida en que te vuelves consciente de tus gastos e ingresos, tomas mejores decisiones de compra, ahorro e inversiones, lo cual puede llevarte a alcanzar un bienestar económico y personal.

Aunque esta información debería ser conocida por la mayoría, México vive un rezago en educación financiera, probablemente porque es un tema que no ha sabido abordarse en las instituciones educativas ni en el núcleo familiar.

De acuerdo con la CONDUSEF, en el país, el 70% de los habitantes no tiene conocimientos de educación financiera, lo cual puede resultar riesgoso para su futuro.

Pasa que, al ignorar los beneficios que esta tiene para ellos, ponen en riesgo sus finanzas y patrimonio.

Si se compara esta cifra con la de países como Suecia, Noruega o Dinamarca, la diferencia es considerable.

La misma Comisión reporta que, en dichas naciones, menos del 30% de su población no cuenta con conocimientos financieros, es decir, más de 70% de sus habitantes entiende su importancia.

¿Por qué es importante la educación financiera?

Desde el punto de vista de Miriam González, blog manager de Finerio, existen varias razones que ayudan a entender por qué la educación financiera es útil en la vida de las personas.

Entre ellas destaca dos: ayuda a la gente a cumplir sus metas personales y le permite tener una mejor calidad de vida.

Por su parte, Amanda Salinas, vocera de Resuelve Tu Deuda México, considera que estar educado financieramente es importante porque la gente, al estar consciente de sus finanzas, es capaz de elegir y aprovechar mejor los productos financieros con los que cuenta.

Educación financiera: proceso mediante el cual las personas mejoran su comprensión de los diferentes productos y servicios financieros, así como de sus riesgos y beneficios, lo que les permite desarrollar habilidades para tomar mejores decisiones y lograr así un mayor bienestar económico, OCDE

Beneficios de entender tus finanzas

Las expertas de Finerio y Resuelve Tu Deuda compartieron algunos ejemplos de los beneficios que se pueden tener al contar con educación financiera básica. Te los presentamos en la siguiente lista:

  • Estabilidad financiera personal y/o familiar.
  • Dinero suficiente para cubrir las necesidades básicas propias y del hogar.
  • Contar con herramientas y conocimientos para enfrentar cualquier crisis o contingencia, por ejemplo, una enfermedad, un despido laboral, accidente, imprevisto, etc.
  • Saber cómo usar y sacar provecho de cada producto financiero.
  • Mayores conocimientos al contratar un seguro, solicitar una tarjeta de crédito o saber dónde y cómo ahorrar e invertir.
  • Tener hábitos financieros saludables como ahorrar, hacer cuentas, fijar presupuestos y límites de gastos, hacer compras inteligentes, comparar precios, informarse, etc.
  • Ser capaz de comprender la situación financiera personal para reducir gastos innecesarios.
  • Aprender sobre impuestos, qué ocurre con su dinero y cómo hacer declaraciones.

Educación financiera básica (texto apto para principiantes)

¿Cuándo y cómo empezar a aprender de educación financiera?

No existe una edad establecida a partir de la cual se deba aprender sobre educación financiera; no obstante, tanto González como Salinas expresan que esta debería ser aprendida desde la infancia.

Además, mencionan que son los padres de familia los primeros obligados a tratar estos temas con los niños y desde casa.

Para ello, sugieren involucrarlos en actividades como comprar despensa, inculcarles el hábito del ahorro, explicarles qué son las deudas y otros conceptos sencillos.

Actualmente, algunas escuelas ya hacen esfuerzos por fomentar hábitos financieros positivos en los niños al sumarlos a la venta de productos o alimentos en sus cooperativas, con la posibilidad de obtener ganancias de ello al final del ciclo escolar.

Aunque ya hay acciones encaminadas a fortalecer la educación financiera, las expertas coinciden en que no es suficiente y comentan que sería ideal que las instituciones también la incluyeran como una materia o taller.

Esto puede reforzarse con cursos de educación financiera para niños y adolescentes o diplomados para quienes ya no son unos niños.

Existen varios ejemplos de actividades de este tipo, pero de ellas hablaremos en otro momento.

La educación financiera puede cambiar tu vida

¿Es posible que la educación financiera cambie la vida de las personas? Según las expertas consultadas, sí, y de manera contundente.

Por un lado, Miriam González comparte que tener una educación financiera básica puede ayudar a las personas a tener sanas finanzas personales, lo cual amplía las posibilidades de lograr mejor calidad de vida en el presente y futuro.

Además, sirve para consumar metas personales, lo cual trae consigo sentimientos de realización, felicidad y ambición por superar nuevos retos. Esto contribuye a la construcción de una mejor autoestima.

La perspectiva de Amanda Salinas es similar, para la vocera de Resuelve Tu Deuda, la educación financiera cambia vidas radicalmente y agrega que, una persona, antes de ser consciente del valor de las finanzas personales y la educación financiera, suele estar angustiada, preocupada y vive con estrés.

Sin embargo, al adquirir educación financiera y mejorar sus finanzas personales, cambia su estado de ánimo, adopta hábitos financieros positivos y perfecciona el control de sus finanzas.

Esto le ayuda a conseguir un presente más idóneo, y, a su vez, le trae estabilidad económica y emocional.

Como puedes ver, la educación financiera básica es un tema clave en el bienestar personal y económico de la gente a cualquier edad; conocer tu realidad y tomar decisiones más acertadas solo puede traer bien a tu vida.

Te podría interesar:

Nunca es tarde para aprender. Adéntrate en la educación financiera y platícanos qué te gustaría saber al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *