x

El enjuague bucal no basta: 5 tips para eliminar el mal aliento

Es verdad que algunas veces el problema del mal aliento es desencadenado por ciertas enfermedades relacionadas con el estómago, pero si tu caso es como el 90% que viene directamente de la boca por falta de higiene o por no saber cuáles son los hábitos adecuados, sigue las recomendaciones emitidas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para tener buen aliento:

  1. Cepilla tus dientes tres veces al día con un pasta dental con flúor. Es un mineral que fortalece y ayuda a la renovación del esmalte dental.
  1. Cuando realices tu cepillado no olvides también cepillar tu lengua y encías.
  1. El uso de hilo dental es indispensable en tu aseo. Úsalo por lo menos una vez al día.
  1. Aumenta tu consumo de frutas y verduras y bájale al exceso de carnes rojas.
  1. La limpieza dental es muy importante. Tienes que ir por lo menos una vez al año para eliminar sarro y descartar cualquier posible enfermedad.

Qué hay de los enjuagues bucales ¿son recomendables para combatir el mal aliento?

 

Si te levantas por la mañana y para quitarte ese aliento a león lo primero que haces es usar enjuague bucal estás en un error: el enjuague bucal no puede ser sustituto del lavado de dientes. La placa es el principal enemigo del mal aliento; ésta consiste en una delgada capa de bacterias que se pegan a los dientes y si no es removida con el cepillado se acumula y causa el mal aliento.

Entonces sí, el enjuague bucal ayuda, pero nunca va a reemplazar la acción mecánica de un cepillo de dientes. Puedes usarlo después de tu rutina de limpieza diaria.

Fuente: Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

 

Soy comunicóloga de profesión, pero lo mío son los contenidos. Inicié en 2011 persiguiendo la nota política y aunque no van de la mano, también del mundo de la música y el espectáculo. Ahora, como editora y blogger en Tienda Smart, te invito a adentrarte al mundo digital, a corroborar que el futuro de la PyME está en la compra y venta por Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *