x

El misticismo de Huasca de Ocampo

Huasca de Ocampo

Huasca de Ocampo  además de ser el primer pueblo mágico de México, es una ciudad que destaca por el misticismo que destila su entorno. Al observarla pareciera que se suspendió en el tiempo.

Explorar la magia de los atardeceres entre sus calles es un lujo que ofrece el pueblo que se encuentra enclavado en la Sierra de Pachuca, Hidalgo. Su belleza fusiona una exuberante naturaleza y una geografía única.

Este sitio pintoresco y sencillo por la arquitectura de sus casas, alberga innumerables atractivos de entre los que destacan sus lugares místicos. El entorno maravilloso enmarca tres sitios de los que su magia habla por sí sola.

Uno de ellos es Barranca de Aguacatitla. Un sitio de turismo alternativo que forma parte de la reserva de la Biósfera Barranca de Metztitlán. Posee paisajes con columnas basálticas, y en el fondo, pasa el río de Regla o Coacoyunga. Entre sus árboles y maleza el lugar ofrece a sus visitantes restaurante, área de asadores y mirador.

También por la tranquilad de su espacio, en él se realizan talleres de relajación, estiramiento y yoga.

Otro sitio lleno de misticismo es la Iglesia de San Juan Bautista,  el  Santo Patrono de Huasca de Ocampo. El templo fue construido inicialmente como una pequeña cimentación religiosa por una orden de agustinos provenientes del convento de Atotonilco el Grande, para la evangelización de los asentamientos humanos que se habían constituido en la región en el año 1552. Su interior está decorado con elementos de madera estofada y labrada por manos artesanas de la Ciudad de México.

La iglesia de San Juan Bautista se encuentra ubicada en el centro de Huasca de Ocampo.

El tercer lugar para visitar es el Museo de los duendes que se fundó con el fin de testificar hechos y leyendas que ocurrieron en el pueblo entre niños, adultos, ancianos y caballos.

La exhibición más abundante es de crines de caballos trenzados supuestamente por los duendes del pueblo. También cuenta con una gran colección de figuras de duendes, elfos, trolls y hadas.

El museo se encuentra dentro de una pequeña y colorida casa de madera instalada en el campo.

Otra actividad que te recomendamos son las “Noches de leyenda”, son recorridos en los que los visitantes pueden encontrarse con un elegante charro negro que deambula contando historias por las calles empedradas de este lugar, según cuentan lugareños. Ya lo sabes, visita Huasca de Ocampo, lugar donde comienza la magia.

Fuente: http://huascapueblomagico.gob.mx/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *