x

Elimina malos hábitos financieros y adopta nuevos y mejores

 

“Hábito” según la Real Academia Española (RAE) significa: “modo especial de proceder o conducirse adquirido por repetición de actos iguales o semejantes, u originado por tendencias instintivas”.

Crear uno, ya sea positivo o negativo con respecto a tus finanzas, tiene mucho que ver con las anclas que tengas en tu rutina. Cada quien tiene los suyos, sería muy difícil enlistarlos. Entonces la tarea para comenzar a modificarlos es identificarlos.

Para ello, Yenún González, gerente de Bienestar Financiero y Capacitación de Old Mutual nos menciona: “Los malos hábitos financieros van de la mano con la relación de cuánto gastamos, cuánto ganamos y cómo esto puede resultar en deudas o saldos bajos en nuestra cuenta de ahorros.”.

Descubre tus malos hábitos financieros

Pregúntate: ¿qué he hecho repetidamente que me ha llevado a la situación financiera actual?

Pueden ser compras impulsivas, uso excesivo de las tarjetas de crédito  o de otros tipos de deuda, pagar intereses moratorios, adquirir diario un café de 50 pesos, adquirir cosas a meses sin intereses de forma indiscriminada, etcétera.

Para que tengas una mejor visión de lo que debes cambiar, realiza una lista de estos hábitos y después concéntrate en identificar qué reacción tienen en tus finanzas.

Convierte negativo en positivo, trabaja en el cambio

Eliminar los malos hábitos financieros de tajo es muy difícil y algunas veces puede resultar frustrante;  para hacer una especie de contrapeso encuentra hábitos positivos para reemplazarlos.

Cuando ubiques esos nuevos hábitos para cada uno de los actos que desencadenaban los antiguos, los malos serán más fáciles de dominar, por ejemplo:

Cuando tengas ansiedad, en lugar de lanzarte a comprar podrías hacer ejercicio, ordenar o jugar con los niños.

Cuando desees comprar algo, el reto será, no hacer la compra a crédito sino ahorrar hasta que tengas dinero.

Pagar tus facturas inmediatamente o domiciliarlas, eso evitará olvidos e intereses moratorios.

Dedica 20 minutos a la semana a actualizar tu registro financiero; así te darás cuenta de lo que estás gastando.

Crea hábitos nuevos

Una vez identificados tus malos hábitos y los hechos que actúan como disparadores, así como la forma de reemplazarlos, podrás crear nuevos hábitos de consumo.

El mejor modelo para hacer esto es con un reto de 30 días. Comprométete contigo, y cada día, cuando ocurra alguno de los disparadores, lleva a cabo uno de los nuevos hábitos sin falta. Cuanto más constante seas a la hora de vincular el disparador con el nuevo hábito, más fuertemente arraigará y podrás decir adiós al que perjudica tus finanzas.

Algunas recomendaciones extra son:

Ve por un solo hábito a la vez, reemplazar más de uno al mismo tiempo podría disminuir las posibilidades de éxito.

Empieza por lo más pequeño. Ve aumentando de forma progresiva, una vez que te hayas acostumbrado a los primeros cambios.

 

Agradecemos a Yenún González, gerente de Bienestar Financiero y Capacitación de Old Mutual las facilidades para esta edición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *