x

La enfermedad genética que comienza con un dolor de estómago

Para cualquier persona puede ser sumamente embarazoso hablar de la cantidad de veces que se va al baño a lo largo de un día, y peor aún hablar de la consistencia de las heces. Por pena o descuido este tipo de cosas se pasan por alto en el día a día, pero tal vez no esté de más que pongas atención en ello, tal como lo hizo Blake Beckford, un británico de 35 años quien ha ganado varios concursos de fitness a pesar de que por años tuvo que abandonar su entrenamiento tras padecer la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) que tan solo en Europa afecta a más de tres millones de personas.La enfermedad genética que comienza con un dolor de estómago 02

Las fotografías de Blake Beckford muestran al cuerpo atlético que se ha formado bajo un exclusivo entrenamiento pero, más allá de sus músculos desarrollados, en las imágenes resalta una cosa en particular: una bolsa que lleva desde hace unos años después de someterse a una intervención quirúrgica en 2013 en Oxford, apenas una década después de ser diagnosticado con EII. El joven creó una campaña de promoción sobre lo que es el EII y se puede seguir bajo el hashtag #FightWithBlake .

Al igual que Blake, en México en 2012 tres mujeres que padecen la EII crearon una organización con el mismo fin: dar a conocer qué es esta enfermedad que afecta a miles de personas en el mundo, crear grupos de apoyo y dar tips sobre cómo cuidarte, mismos que ahora mismo llevan bajo la campaña #SaboreaTuVida .

La Fundación Vivir con Crohn y CUCI fue fundada por Natalia Henoin, Maricruz Martínez y Beatriz Capdevielle; esta última compartió en entrevista con Sección Amarilla que fue diagnosticada con Colitis Ulcerosa Crónica Inespecífica (CUCI) en 2005, no obstante “hace 11 años no había información suficiente sobre esta enfermedad en el país”.

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) hace referencia a dos enfermedades a la vez: a la Colitis Ulcerosa Crónica Inespecífica (CUCI) y a la Enfermedad de Crohn, ambas afectan el tracto estomacal que empieza desde la boca y termina en el ano. Las enfermedades tienen distintos síntomas que suelen confundirse con el Síndrome del Intestino Irritable (SII), la colitis y la gastritis.

“Cuando me dijeron lo que padecía quería saber más de la enfermedad y conocer a gente que ya la padecía, pero noté que era difícil desde la idea; es decir, porque le platicabas a la gente lo que tenías y no te entendían. Muchas veces piensan que es la colitis nerviosa —ahora se le dice Síndrome de Colon Irritable— y entonces creían que todos padecíamos lo mismo y no es así”, comentó Beatriz Capdevielle.

Capdevielle tiene ahora 45 años y es restauradora de arte, en 2010 fue hospitalizada después de un episodio de mucho dolor estomacal, náuseas, incesantes idas al baño con heces acompañadas de sangre. Cinco años después de que se le diagnosticara su mal y de pensar que solo padecía hemorroides Beatriz sufrió una de los peores capítulos que puede implicar padecer alguna de las EII. Al igual que Blake Beckford Beatriz fue tratada de manera correcta por  especialistas y ahora mantiene un tratamiento a base de pastillas.

El aumento de pacientes diagnosticados con EII en México ha aumentado ente un 270% y 300% desde la década de los 90 a la fecha. Para que una persona sepa que tiene esta enfermedad puede pasar de un año y medio hasta seis debido a la similitud de síntomas con otras enfermedades, de acuerdo con la Clínica de Enfermedad Inflamatoria Intestinal del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

La Clínica está a cargo del doctor Jesús Kazuo Yamamoto Furusho, quien ha estudiado en Harvard y en el Hospital General de Massachusetts, Estados Unidos; y quien en mayo de este 2016 presentó su libro Tópicos avanzados en Enfermedad Inflamatoria Intestinal, donde asegura que estos padecimientos van en aumento, afectando principalmente a personas de entre 20 y 40 años de edad sin distinción de género, sumando así  más de 150 mil personas que la padecen en México.

A la fecha se desconoce el origen exacto de estas enfermedades, especialistas piensan que es genético ya que ambas, tanto el Crohn como la CUCI, actúan como una mala respuesta del sistema inmunológico; es decir que las bacterias que se encuentran de manera “normal” en el tracto digestivo, específicamente en los intestinos, tanto delgado como grueso, reaccionan contra sí mismas.

A continuación te presentamos un cuadro comparativo con base en información de la Asociación Mexicana de la Enfermedad Intestinal Inflamatoria con sede en Monterrey, Nuevo León.

Características propias de la Enfermedad de Crohn y la CUCI:

Enfermedad de Crohn

Enfermedad de CUCI

  • A lo largo de tracto digestivo puede haber úlceras intercaladas con zonas sanas
  • Debilidad
  • Diarrea con sangrado
  • Náusea
  • Fiebre
  • Dolor estomacal
  • Diarrea con sangre
  • Cólicos
  • Sensación constante de querer ir al baño
  • Pérdida de peso
  • Pérdida de apetito
  • Dolor articular

Recuerda que este tipo de enfermedades suelen confundirse con otro tipo de malestares, pero tener un dolor de estómago de forma crónica no es normal, consulta a tu médico o, de preferencia, a un especialista gastroenterólogo que pueda darte un tratamiento seguro ya que este depende de cada persona. No obstante, algunas de las recomendaciones que hace la Asociación Mexicana de la Enfermedad Intestinal Inflamatoria son: tomar mucha agua, evitar irritantes como grasas y picantes.

Si te interesa conocer más al respecto te sugiero que realices una búsqueda de clínicas médicas en Sección Amarilla y analices posibles oportunidades de tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *