x

Enfermedades ginecológicas más comunes en adolescentes

Las adolescentes pueden padecer las mismas enfermedades que una mujer adulta, pero hay una serie de padecimientos que afectan específicamente y en mayor medida a personas de este rango de edad y son las siguientes:

La primera de ellas es la dismenorrea, la podemos definir como el dolor que coincide con la menstruación. Se puede diferenciar de la regla porque el dolor y molestias interfieren con las actividades cotidianas, es decir, es mucho mayor al que ocasiona una regla. Cuando no existe una causa como tal de su aparición se define como dismenorrea esencial. En muy pocas ocasiones puede deberse a una infección o anomalía interna como la endometriosis. Su tratamiento puede ser desde aplicar calor local y guardar reposo, hasta consumir antiinflamatorios.

El síndrome de ovario poliquístico es otro padecimiento común. Es la consecuencia de un mal funcionamiento hormonal y es frecuente cuando hay alteraciones del ciclo menstrual. Por lo regular sus síntomas son ciclos menstruales irregulares y alteraciones dermatológicas como acné o piel grasa. Su tratamiento va a depender de cada mujer, pero puede ser a base de anovulatorios, espirinolactona e inducción de la ovulación o de reguladores de los niveles de insulina.

La siguiente es la endometriosis, que es básicamente la aparición de tejido endometrial fuera del lugar donde debería estar. Puede ocasionar dolor con o sin reglas y a lo largo del tiempo infertilidad. Para su diagnóstico es necesaria la exploración clínica y ecográfica, en algunas ocasiones también la laparoscopia. Su tratamiento, si está en etapa inicial, es farmacológico y en estadios avanzados con laparoscopía.

La amenorrea primaria es un trastorno exclusivo en adolescentes pues es la falta de aparición de la regla en la mujer que sobrepasa los 16 años. Las razones más frecuentes son las endocrinas y su tratamiento es farmacológico. Sin embargo en algunos casos corresponde a trastornos genéticos de difícil solución.

La vulvitis es otra, es a lo que llamamos inflamación de la vulva o vulvodinia. Es un dolor que puede estar relacionado por irritaciones, infecciones o alergias. La visita ginecológica es necesaria para comenzar su tratamiento que por lo regular es farmacológico.

Fuente: La ginecología en la adolescencia, Carlos Amselem.

 

Soy comunicóloga de profesión, pero lo mío son los contenidos. Inicié en 2011 persiguiendo la nota política y aunque no van de la mano, también del mundo de la música y el espectáculo. Ahora, como editora y blogger en Tienda Smart, te invito a adentrarte al mundo digital, a corroborar que el futuro de la PyME está en la compra y venta por Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *