x

¿Entrenamiento funcional para quemar hasta mil calorías? ¡Sí, existe!

Entrenamiento funcional

¿Has oído hablar del entrenamiento funcional? Este tipo de entrenamiento no solo te ayuda a quemar calorías y cambiar tu cuerpo, sino tu vida, y ahora te platico por qué. Si tu propósito fue bajar unos kilos para verte (y sentirte) mejor, lo primero que tienes que hacer es cambiarte el chip, porque no solo se trata de hacer una dieta o un poco de ejercicio, sino de cambiar tu rutina y vivir una vida saludable. Si estás en disposición de hacer eso, créeme, el cambio no te pesará.

Para conocer más sobre este método, consulté al gerente general de Club Mundet, Alfredo Jiménez, y al gerente comercial, Josué Mendoza, quienes me hablaron sobre el entrenamiento funcional Park Hiit, creado por especialistas en nutrición, entrenamiento físico y deportistas.

¿De qué va el entrenamiento funcional?

El entrenamiento funcional consiste en un entrenamiento por objetivos, que emplea actividades y ejercicios variados, desde las clásicas rutinas de gimnasio, hasta los estilos más novedosos, como el parkour.

Alfredo Jiménez comenta que el entrenamiento funcional Park Hiit se trata de un conjunto de ejercicios al aire libre por objetivos. “Tú llegas, nos cuentas qué deseas (bajar de peso, ganar músculo, reducir tallas, generar más resistencia, etc.) y nosotros armamos un plan personalizado para ti, de acuerdo a tu condición física”.

Entrenamiento funcional

Así, el entrenamiento funcional no es como ir al gimnasio; y es que si eres como yo y no te encanta estar en una caminadora corriendo a la nada o solo levantando pesas, esto es una gran opción, ya que además, se practica en grupo, lo que le da un toque más dinámico.

El directivo también comenta que el entrenamiento funcional Park Hiit incluye ejercicios como el box, spinning, atletismo, actividades con llantas y cuerdas, futbol y parkour, lo que garantiza que, además de lograr tus metas, te divertirás en el proceso.

Lo mejor del entrenamiento funcional es que pueden practicarlo personas desde los 14 hasta los 60 años o más, incluso si no han realizado ejercicio de manera habitual, siempre y cuando no tengan problemas de presión, cardiacos, de articulaciones o alguna contraindicación médica.

Entrenamiento funcional

Según los promotores del entrenamiento funcional, se pueden quemar hasta mil calorías por sesión, dependiendo del objetivo que tengas. Pero ojo: no se trata de ir un día a la semana o dos a quemar tantas calorías como puedas o compensar lo que comiste. Se trata de crear un hábito, de enamorarte de hacer ejercicio.

El gerente comercial de Club Mundet asegura que al iniciar una rutina de entrenamiento es importante incluir un programa de varias semanas, no tanto por los resultados evidentes como el cambio en el cuerpo, sino por el cambio mental, para hacer del ejercicio una cotidianidad. “Específicamente para el programa Park Hiit, lo recomendable es un programa de 6×8 (seis días a la semana, durante ocho semanas), para lograr que tu mente y tu cuerpo se unan en un solo propósito: adoptar un nuevo estilo de vida”.

El entrenamiento funcional no es mágico, se complementa con nutrición

En efecto, en esta vida no hay remedios mágicos. “No se puede generar un cambio completo en tu estilo de vida sin tomar en cuenta la parte nutricional. De qué sirve hacer mucho ejercicio si saliendo vas a comer lo primero que encuentres. Por eso, es importante combinar el entrenamiento funcional con una dieta adecuada. Lo primero que se debe hacer es una dieta desintoxicante para liberar tu organismo. Después se debe adoptar una dieta de acuerdo a tus objetivos, ya que no es lo mismo alguien que quiere hacer crecer sus músculos a alguien que requiere perder mucho peso o tener un cuerpo estético”, asegura Alfredo Jiménez.

La parte nutricional muchas veces es tomada a la ligera y confiamos en dietas o regímenes del internet que no siempre son los adecuados. Por eso, siempre es importante que acudas con un nutriólogo para que te indique la alimentación adecuada para ti.

Entrenamiento funcional

Y es que si mezclas el ejercicio con una alimentación balanceada y comienzas a ver los resultados que quieres, difícilmente te atreverás a dejarlo. Además de que confiarás mucho más en ti y tus capacidades, haciendo que retomar los viejos hábitos sea algo menos atractivo.

Entrenamiento funcional: un estilo de vida saludable

Tampoco se trata de creer que el entrenamiento funcional es algo milagroso o que ofrece lo mismo para todos. Cada persona es única y se acopla al tipo de ejercicio que más le agrade. Independientemente de si practicas un deporte, si tienes una inscripción al gimnasio, si prefieres correr en un parque o caminar a casa, la idea es que adoptes un estilo de vida saludable de por vida. Ya sabes: trabajar ahora, para reducir los posibles achaques de la edad y claro, prevenir enfermedades como la obesidad o el envejecimiento de los músculos.

Así que, si te animas a intentar el entrenamiento funcional, cuéntame cómo te va y qué te pareció la experiencia; si no, compárteme tu forma favorita para ejercitarte o cómo lograste cambiar tu estilo de vida.

También podría interesarte…

¿Reducir medidas y tonificar el abdomen con gimnasia hipopresiva?

10 mitos que debes desechar para perder peso

Electrofitness, la nueva forma de estar en forma

¿Te animas a probar este programa de entrenamiento funcional?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *